Grau justifica los sobrecostes de casi 300 millones en Feria Valencia

El exvicealcalde niega que el Ayuntamiento pusiera «un duro» o «cediera nada» al recinto ferial

Alfonso Grau, durante su declaración ante la comisión de investigación de Les Corts sobre la gestión de Feria Valencia

El exvicealcalde niega que el Ayuntamiento pusiera «un duro» o «cediera nada» al recinto ferial

El ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, justificó ayer la inyección presupuestaria que en su día le dio la Generalitat a Feria Valencia. Es más, el que fuera vicepresidente del Comité Ejecutivo de esta institución entre 2000 y 2014, consideró «normal» que se aprobaran modificaciones en las obras y sobrecostes en el proyecto de modernización del recinto ferial, pues, dijo, estos estaban «debidamente justificados». Además, justificó el proyecto en que las instalaciones del que entonces era «uno de los motores de la economía» valenciana «tenían muchos años y era necesario ponerlas al día».

En su declaración ante la comisión de investigación de Les Corts sobre la gestión de Feria Valencia, Grau matizó que hubo «añadidos» en los que Feria Valencia asumió trabajos que, en su opinión, eran «exclusivamente responsabilidad» del Gobierno valenciano, como el túnel inferior y el puente sobre la autovía. «Eso no estaba al principio y no se cuánto cuesta, pero baratito no se me antoja». El proyecto de obras tenía un presupuesto inicial de 300 millones, aunque la ampliación acabó costando 587 millones.

Grau, que llegó puntual a su cita en Les Corts, se mostró tranquilo en todo momento ante las preguntas de los miembros de la Comisión, aunque lo que más repitió durante su intervención fue que no recordaba tanto detalle como le preguntaban y que su labor en el Comité Ejecutivo de la Feria era velar por los intereses municipales.

En este punto negó que el Ayuntamiento de Valencia pusiera «un duro» ni cediera patrimonio de los valencianos, aunque desveló que la Generalitat sí propuso - «en reuniones «un poco tormentosas»- que el Consistorio cediera en este asunto.

Negó también haber tenido tarjeta de crédito de la entidad ferial o haber ayudado a la empresa Laterne a trabajar para ella ni haber formado parte de la misma.

En cuanto a la deuda del PP con la Feria por el Congreso nacional del partido de 2008, Grau dijo que estuvo «muy de acuerdo» con que la institución ferial reclamara por vía judicial la deuda, y aseguró que ni abrió las puertas ni medió para ofrecer a partido un trato de favor.