La Comunitat unifica su oferta en Fitur en un expositor y reduce el gasto un 40%

Por primera vez empresas privadas compartirán espacio con la Generalitat

El conseller de Economía, Máximo Buch, ayer durante la presentación del expositor para Fitur
El conseller de Economía, Máximo Buch, ayer durante la presentación del expositor para Fitur

La asistencia a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) por parte de la Generalitat valenciana, no escapa a los recortes. Por primera vez, la Comunitat mostrará su oferta en el sector en un mismo «stand». Las cinco marcas de la región -Benidorm, Castellón Mediterráneo, València Terra i Mar, Costa Blanca y VLC-Valencia- compartirán espacio con empresas privadas del sector, que también realizarán una aportación económica.

Esto ha permitido reducir la superficie de ocupación al pasar de 2.700 metros cuadrados en la pasada edición, a 1.643 en la actual y, lo más importante, el gasto cae en un 40 por ciento, de forma que el expositor de este año costará 457.000 euros.

Venta directa

El conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, presentó ayer estas y otras novedades para la feria de este año, entre las que también destaca la posibilidad que ofrecen los organizadores de realizar venta directa en el propio certamen, algo que permitirá incrementar la rentabilidad de la feria. Para ello, dentro del expositor de la Comunitat, se ha habilitado una zona «outlet» en la que los visitantes podrán acceder a las mejores ofertas durante los dos últimos días del certamen.

Buch señaló que otra de las iniciativas que se ha puesto en marcha este año es la venta por línea de producto, es decir, la diferenciación entre turismo de interior, de sol y playa, gastronómico, cultural, urbano...en definitiva, todas las posibilidades que ofrece la región. El objetivo es diversificar la oferta turística para desestacionalizar este sector.

«No habría ningún problema en incrementar hasta un 50 por ciento el número de turistas a la Comunitat, ya que la oferta es muy variada», dijo Buch, quien recordó que el turismo supone, entre las ventas directas y el consumo inducido, un 20 por ciento del PIB de la Comunitat.

El conseller consideró además que el diseño del expositor de este año es muy «original y acertado», ya que dispondrá de una plaza con un escenario en el que se desarrollarán actividades de animación. Se mostró confiado en que este formato atrayente consiga incrementar el número de visitantes con respecto al año pasado.