La Fiscalía mantiene la acusación al concejal socialista de Lliria

El concejal concurrió a las elecciones estando procesado y ha revalidado su acta de edil

El concejal de Llíria, Vicente Pedro Alamá, sentado en el banquillo

La Fiscalía mantiene la acusación de año y medio de prisión para el concejal de Llíria, Vicente Pedro Alamá, por los delitos de prevaricación en concurso medial con detención ilegal en grado de tentativa. El Ministerio Público elevó a definitivas sus conclusiones tras la finalización de la vista oral este viernes, después de que declarara la compañera de patrulla del policía local de Llíria que asegura que Alamá le ordenó detener a una vecina que protestaba en el retén por los ruidos y molestias que estaba originando una falla.

La acusación particular que representa a la vecina también ha pedido la condena del edil después de que la último testigo, la agente que patrullaba junto al policía, no descartó que se podía haber producido esa orden, si bien ella no lo oyó.

Sin embargo, la defensa del concejal argumentó que todo se trataba de una combinación de circunstancias entre las que destacó la inquina personal del agente de la policía, que ya había tenido otros desencuentros con el concejal; así como la animadversión de la vecina “porque no le hacían caso a pesar de creerse ella el centro del mundo”, y la “oportunidad” política que vio la portavoz del PP, Reme Mazzolari, quien también declaró durante el juicio que varios falleros le dijeron que era cierto que el concejal dio esas órdenes a gritos. Sin embargo, ninguno de esos falleros acudió a declarar.

La agente que ha declarado esta mañana, dado que estaba examinándose el día del juicio, dijo que pese a estar sentada al lado de su compañero en el vehículo policial, ni oyó ni atendió a la conversación con su jefe, el concejal de Policía. Además, ha contradicho al resto de declarantes ya que aseguró que el encuentro con el edil fue casual, si bien el resto de testigos dijeron que la patrulla fue requerida para que acudiera a la falla.

El juicio, celebrado en la sección tercera de la Audiencia, ha quedado visto para sentencia.