Política

La Generalitat trabaja en restablecer los servicios en Cortes de Pallàs

Fotografía facilitada por la Diputación de Valencia del estado en el que ha quedado la carretera
Fotografía facilitada por la Diputación de Valencia del estado en el que ha quedado la carretera

La Generalitat desconoce por el momento las causas y posibles responsabilidades del desprendimiento de una ladera que bloquea desde el pasado lunes los accesos al municipio

La Generalitat trabaja en el restablecimiento de los servicios básicos en la localidad de Cortes de Pallàs y desconoce por el momento las causas y posibles responsabilidades del desprendimiento de una ladera que bloquea desde el pasado lunes los accesos al municipio.

La consellera portavoz, María José Catalá, ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por la hipotética responsabilidad de la compañía Iberdrola, cuya central eléctrica instalada en esta localidad ha quedado dañada por este mismo incidente.

"La Generalitat está trabajando con distintas administraciones de forma coordinada tras el deslizamiento de tierras. Desconocemos las causas y responsabilidades, ahora trabajamos por dar servicio a los ciudadanos, esa es la prioridad de la Generalitat", ha afirmado.

Así, ha explicado que en estos momentos se trabaja en la adecuación de las pistas forestales que conectan Cortes de Pallàs con Jarafuel, una obra en la que se invertirán 267.000 euros.

Sobre los alumnos de la localidad, ha explicado que los 22 de infantil y primaria que estudiaban en Cortes podrán reanudar las clases con normalidad tras las vacaciones asistiendo a clase en dos centros: uno en Cortes asistido por una profesora que reside en el pueblo y otro en una de las aldeas cercanas.

Para los alumnos de secundaria y bachillerato se habilitará alojamiento en el complejo educativo de Cheste, donde residirán de lunes a viernes para acudir diariamente a su instituto habitual, en Buñol.

Asimismo, la consellera ha detallado otras medidas de emergencia, como la habilitación de un helicóptero para posibles traslados sanitarios o el desplazamiento de un médico y una enfermera de forma permanente en las aldeas aisladas.

Efe