La Seguridad Social cita para 2015 a los altos cargos que cobraron el paro

Fabra anunció en el Debate de Política General la supresión de la indemnización por tres meses a los altos cargos destituidos
Fabra anunció en el Debate de Política General la supresión de la indemnización por tres meses a los altos cargos destituidos

La Seguridad Social está citando a los ex altos cargos de la Generalitat a los que les exige la devolución del subsidio de desempleo a partir de la primavera de 2015, según explicaron varios afectados a LA RAZÓN. No será hasta entonces cuando sabrán con seguridad si deberán entregar a las arcas públicas los meses de paro entregado. Tampoco hasta ese momento pueden presentar recurso para tratar de ganar esta batalla en los tribunales.

Los afectados, alrededor de una veintena, han recibido con sorpresa la fecha de citación. No esperaban que esta situación se prolongase durante tanto tiempo, sobre todo porque tienen pocas esperanzas de salir victoriosos.

Hasta el pasado Debate de Política General en el que el presidente Fabra anunció la eliminación de la indemnización, la ley valenciana presentaba un vacío legal, puesto que no especificaba que el cobro de la misma era incompatible con el subsidio de desempleo. Sí lo marcan otras legislaciones como la del País Vasco o Andalucía que contemplan prestaciones para sus altos cargos ponderadas, en función del tiempo que hayan servido a la Administración.

El problema es que estos colabores del presidente no fueron advertidos de que podrían estar infringiendo la ley. La situación todavía es más dramática para aquellos que solicitaron recibir el paro en un único cobro, puesto que lo hicieron para invertirlo en un nuevo proyecto viendo que no tendrían muchas posibilidades de volver a la política. Algunos de ellos se encuentran imputados por su relación con las mil y una ramas del «caso Gürtel» o por el «caso Nóos», por lo que tampoco tienen demasiadas expectativas de encontrar un puesto de trabajo hasta que se resuelva su situación judicial.

La situación de los ex altos cargos del Gobierno central no solo es mucho más ventajosa económicamente, sino más clara. Se explicita que no tienen derecho a paro, pero a cambio sí reciben dos años de salario. De esta manera se compensa con creces la cantidad que podrían recibir el INEM. Es más, hasta el año pasado estos ingresos no podían compatibilizarse con la prestación por desempleo, pero sí con los de otra actividad. La ley de incompatibilidades de 2012 suprimió esta posibilidad.