La subida del IBI atemoriza al pequeño comercio y grandes superficies de Valencia

El Ayuntamiento recaudará 16 millones más por este aumento, que afectará a 1.500 comercios

La subida afecta a todos los locales con más de 250.000 euros de valor catastral
La subida afecta a todos los locales con más de 250.000 euros de valor catastral

Aunque la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) realizada por el Ayuntamiento de Valencia, ya se había anunciado, no ha sido hasta ahora, cuando se han empezado a cursar los recibos, cuando los comerciantes del centro están adquiriendo conciencia de lo que va a suponer el incremento. Este afectará a cualquier local de más de 250.000 euros de valor catastral, es decir, a la mayoría de inmuebles del centro.

En algunos casos de grandes superficies el aumento llegará a suponer el pago de casi un millón de euros más, una subida del 36 por ciento. Y es que el equipo de Gobierno de Joan Ribó aplicó el mayor incremento que estaba permitido, al pasar del 0,86 por ciento al 1,12 por ciento.

De esta forma, sin que se haya producido un aumento en el número de locales comerciales, el Consistorio recaudará este año 16 millones de euros más por este impuesto. Muchos de los comerciantes no se habían preocupado hasta el momento por ser inquilinos, pero los propietarios repercutirán este incremento en los alquileres, por lo que al final acabarán pagando grandes y pequeños comerciantes.

La presidenta de la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (Cecoval), Isabel Cosme, aseguró ayer que no entiende que hayan hecho «justo lo contrario» de lo que pidió el sector, desde el cual reclamaron al Ayuntamiento que se bonifique el IBI a los comercios, «que están creando riqueza y puestos de trabajo».

«Con medidas como esta se va a conseguir todo lo contrario», lamentó Cosme, quien explicó que desde la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico se han presentado alegaciones contra esta medida, aunque no van a servir para nada.

Criticó que desde el Ayuntamiento se piense que estas subidas de impuestos afectan a los «más ricos» y añadió que va a repercutir en los comerciantes que tienen locales alquilados.

«En lugar de adoptar este tipo de medidas, se debería luchar contra la economía sumergida», señaló Cosme, quien denunció que los que realmente están haciendo daño a las arcas públicas son aquellos que venden en «páginas web ilegales, en domicilios particulares, el top manta», pero «lo fácil es subir impuestos».