Les Corts exhiben una muestra muy sesgada del proceso preautonómico

La inmensa mayoría de objetos expuestos son de corte catalanista

La exposición está colgada en las paredes del segundo piso, la planta del mismísimo hemiciclo inviolable
La exposición está colgada en las paredes del segundo piso, la planta del mismísimo hemiciclo inviolable

VALENCIA- Eran las once de la mañana. Sus señorías salían de la sesión del control al presidente. El pleno había terminado y se dirigían a la cafetería o a sus despachos, a matar las horas que quedaban antes del acto de celebración del Día de Les Corts. Quizás con las prisas, al entrar al hemiciclo, no les dio tiempo a analizar el contenido de la muestra elegida por Les Corts para celebrar el 25 d' Abril.

En el PP, el que menos, ponía cara de sorpresa, «bueno, es una parte de la historia, ya no estamos en esos debates», y otros, ofendidos, indignados y muy enfadados. La oposición tampoco se quedó indiferente. En esta ocasión, apoyaron la decisión de la presidente de Les Corts, sorprendidos, pero satisfechos con lo que allí se contaba.

La muestra, colgada en las paredes de la planta del hemiciclo de Les Corts recoge un buen número de carteles, pasquines, y documentos de aquellos años, pero sólo de la tendencia que podríamos considerar, regresando a aquellos años de la denominada «Batalla de Valencia», como catalanistas.

El valor histórico de la exposición, pasados treinta años, es indiscutible, pero el sesgo de la misma puede ser claramente irritante.

Para el momento de la inauguración, previsto a las doce y media, la polémica suscitada por la exposición, recorría el Parlamento valenciano. El asombro era generalizado y la respuesta más buscada era la de los responsables.

La Universidad de Alicante es la creadora. La expuso el año pasado. Contó con la financiación del Consell, concretamente de la Conselleria de Gobernación, cuyo titular, Serafín Castellano, aparece en el catálogo junto al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien afirma en el prólogo que la exposición ofrece «un gran número de páginas brillantes de nuestra historia».

Ante la celebración del 25 d' Abril, la Universidad se la ofreció de manera gratuita a Les Corts. Desde el gabinete del presidente Juan Cotino, se revisó y se dio por buena, dada la financiación de la Generalitat. Y unos por otros...

Nadie parecía estar al corriente de la orientación de la misma. La cara de los diputados del PP durante la inauguración de la muestra era un poema. Los socialistas no salían de su asombro y pinchaban a los populares, mientras los miembros de Compromís y de EU llegaban al clímax recordando a Fuster, Estellés o Raimón.

Cotino dio un rápido garbeo por la muestra y sin comentarla dijo: «ale, vamos a la andana a celebrar el acto». Los diputados Rafael Ferraro y Rafael Maluenda eran los más indignados. El segundo calificó la muestra de «pancatalinista», admitió que había tenido que tomarse la pastilla para el corazón al verla y aseguró que se retiraría hoy mismo, algo que no secundó ni la Presidencia de Les Corts, que dijo que se mantendrá «unos días», ni la dirección del grupo popular.

Maluenda llevó la voz cantante de la protesta, pero no fue el único. El síndico popular, Jorge Bellver, admitió que ofrece una visión parcial de lo que ocurrió durante esos años, «que yo viví en primera persona» y lamentó que no se hayan recogido todas las sensibilidades a la hora de elegir los elementos.

En fin, un 25 d'Abril para la historia.