Llopis dice que si le hubieran insinuado algo se abría ido «y ahora no estaría aquí»

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- El que fuera jefe de gabinete de Rafael Blasco en la Conselleria de Solidaridad, Xavier Llopis, aseveró ayer durante su declaración que «nunca nadie me dijo que metiera ni que quitara facturas, ni que cambiara una coma o una letra» y añadió que «si alguien me hubiera insinuado algo así, me habría ido inmediatamente de la Conselleria y ahora no estaría aquí» (en el banquillo).

Llopis manifestó a Pilar de la Oliva, presidenta del Tribunal, que durante la fase de Instrucción no se había sentido bien informado sobre los cargos que se le imputaban ni los motivos de los mismos, y explicó que «hasta este domingo en el que leí un informe pericial que afirma que el informe que dicen que yo manipulé, salió de la misma impresora que el original, no he parado de darle vueltas a la cabeza para ver por qué decían que yo lo cambié. Por fin tengo pruebas de que yo no hice nada».

Llopis, al igual que el resto de imputados del equipo de dirección, coincidió en las explicaciones y en negar que Blasco diera ninguna orden para alterar nada, sino todo lo contrario. «Delante de mí, desde luego que no. Me hubiera ido de la Conselleria inmediatamente».

Llopis explicó que su papel en el informe que se remitió a la Fiscalía adjuntando todo el expediente, fue de corrección ortográfica y para pulir los «vicios» que arrastra el lenguaje administrativo. Y aseguró que poco más podía hacer por no tener conocimientos jurídicos.