Los concejales niegan la devolución de 1.000 euros

Senent, Simón y Grau confirmaron que los aportaron para la campaña

La concejala Beatriz Simón en el momento a acudir al Juzgado a petición propia

(viene en la página 20)

El gran despliegue mediático y la impresionante, quizá hasta deproporcionada, puesta en escena de magistrado, fiscales y abogados alcanzaron ayer más relevancia que las propias declaraciones de los concejales y exconcejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia, excepción hecha de la realizada por quien fuera vicealcalde Alfonso Grau, de la que damos cumplida cuenta en la página 20 de este periódico.

Silvestre Senet, que ocupó el cargo de teniente de alcalde y delegado de Hacienda en varias legislaturas de Rita Barberá, y Beatriz Simón, actual edil en el grupo popular en la oposición, comparecieron ayer a petición propia ya que se habían negado a declarar ante los miembros de la UCO y del propio magistrado instructor hasta que se levantara el secreto del sumario.

Senent, según explicó a LA RAZÓN, afirmó que efectivamente había ingresado en su momento los mil euros, pudiendo aportar el extracto bancario de la operación, solicitados por el partido para ayudar a la financiación de la campaña electoral y negó que le hubieran sido devueltos en ningún momento.

A invitación de su señoría, ninguno de los abogados, incluido el del Ayuntamiento, quiso interrogarle. Tan sólo el fiscal, tras preguntar el cargo que ocupaba, le inquirió si como concejal de Hacienda conocía las cuentas y movimientos del grupo municipal, a lo que Senent respondió que en modo alguno, que su responsabilidad se centraba en la hacienda y economía del Ayuntamiento, no en la de su grupo.

Por su parte, Beatriz Simón confirmó el ingreso de mil euros en la cuenta del grupo municipal popular y negó que se los reintegraran.

Tras asentir que pertenecía al Comité electoral, expuso que no recuerda si estuvo presente en la reunión que se adoptó la aportación económica para la campaña, pero que la asumía como demostró al realizar el ingreso, precisando que en un momento de dificultad económica, había que «arrimar el hombro».

El concejal Cristóbal Grau, que era citado por segunda vez, aseguró que ratificó sus anteriores declaraciones ante el juez y la Guardia Civil y que no le plantearon cuestiones nuevas.

La Fiscalía Anticorrupción se mostró muy interesada en conocer el funcionamiento de la cuenta en la que supuestamente se gestionaba el dinero de la lotería del PP de Valencia y que estaba a nombre de un particular y no de la formación.