Los expertos piden recursos idénticos por habitante en educación y sanidad

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los expertos encomendados por Les Corts Valencianes para analizar las deficiencias del modelo de financiación autonómica entregó ayer en el Parlamento su informe sobre los «Criterios y Propuestas para un nuevo sistema de financiación» en el que destacan que la causa de que la Comunitat Valenciana sea la región más endeudada en razón de su PIB es por la infrafinanciación histórica que se padece y que su repercusión en el montante total de la deuda es de un 45 por ciento, casi la mitad de la misma.

Los expertos aseguraron que la situación era gravísima y que las medidas para solventarla debían tomarse de forma inmediata para evitar que los mercados financieros cerraran sus puertas a la Generalitat, algo que consideraron muy probable.

Por ello, los expertos consideran imprescindible un cambio en el modelo de financiación «ya que el actual no funciona». Y lo hacen desde una perspectiva «de Estado». Así, consideran que el nuevo sistema de financiación ha de tener tres tramos de recursos. Por una parte, un tramo que garantice el nivel mínimo de los servicios fundamentales que se consideran la educación, la salud y la protección social, y que ofrezca los mismos recursos por habitante ajustado (es decir, asumiendo variables como insularidad, dispersión o envejecimiento de la población).

Además, apuntan un tramo de suficiencia competencial que ofrezca a las comunidades recursos en proporción a sus competencias en el año base.

Y por último, un tramo de autonomía que dote a las regiones de capacidad normativa en materia tributaria para financiar políticas diferenciadas.

Además, proponen instrumentos de desarrollo regional que promuevan la convergencia; instrumentos de reequilibrio financiero que permita a las comunidades infrafinanciadas acordar con el Estado el reconocimiento de al deuda y la revisión de las contribuciones forales (Navarra y País Vasco) a las cargas del Estado.

Actualmente, el endeudamiento supone 2,5 veces el presupuesto de la Generalitat, y no deviene de un mayor gasto, pues en algunos capítulos las diferencias por habitante llegan al 45 por ciento. En sanidad y educación se quedan solo un cinco por ciento por debajo de la media en gasto por habitante.

Los expertos hicieron hincapié una y mil veces en que el problema no era el gasto sino la infrafinanciación y destacaron que la Comunitat había cumplido ya el recorte del gasto marcado por el Programa de Estabilidad Presupuestaria 2013-2016

También destacaron la necesidad imperiosa de consenso de todas las fuerzas políticas para lograr que la propuesta tenga alguna viabilidad y consiga romper el «statu quo» actual que impide variaciones importantes.