Actualidad

Moragues no descarta negociar un quita de la deuda valenciana con el Estado

Dice que el Corredor Mediterráneo va a buen ritmo «aunque algunos digan que es un carril bici»

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, se mostró ayer partidario de negociar con el Gobierno central una «quita o mutualización» de la deuda, «ya que Valencia y España somos lo mismo, somos familia».

Publicidad

El ex conseller de Hacienda dejó clara su formación económica y explicó que la deuda financiera de la Comunitat estaba resuelta «porque el Gobierno de España paga los intereses de la Generalitat Valenciana y a los proveedores». Y se preguntó que «si ya hemos llegado a la quita o mutualización de intereses, por qué no podemos llegar también a un acuerdo de mutualización de la deuda».

Moragues importaba de este modo a la Comunitat Valenciana la idea que diversos expertos han planteado en ocasiones sobre la «mutualización» de la deuda de los estados miembros de la Unión Europea mediante la emisión de eurobonos de amortización de la misma.

Recordó sus tiempos de conseller de Hacienda cuando la carga financiera suponía pagar más de mil millones de euros al año y dijo que el próximo ejercicio el Gobierno de la Generalitat pagará algo más de cien millones.

Justificó la imposibilidad de cambiar el modelo de financiación «con los momentos económicos que hemos pasado, con una prima de riesgo que superaba ampliamente los seiscientos puntos» y aseguró que Rajoy revisará el modelo el próximo año, y que «cuando ha tenido liquidez, nos ha inyectado 29.000 millones de euros».

Publicidad

Moragues alertó en dos ocasiones del riesgo de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sea el próximo presidente del Gobierno «porque votó a favor de este sistema de financiación y habla del federalismo asimétrico y la singularidad catalana».

El delegado dedicó un capítulo de su intervención ayer ante el Fórum Europa a las infraestructuras y especialmente al Corredor Mediterráneo «que ha recibido más de cinco mil millones de euros y que aún hay quien dice que es un carril bici. Pues habrá que pedalear muy rápido porque va a muy alta velocidad».

Publicidad

Financiación, infraestructuras, y por último agua, son los tres ejes que señaló Moragues como imprescindibles para la Comunitat.

Y explicó, respecto al último, que las preferencias de agua de los agricultores eran, por este orden, superficiales, subterráneas, depuradas y, por último, desaladas. Y consideró que el trasvase Tajo-Segura no solo beneficia a Murcia sino también a la Comunitat.

Por último, Moragues dijo que su vocación política era «temporal» y que el PP «podía llegar a acuerdos con cualquier partido».