Puig pide financiación justa con los «Pactos por la Comunitat»

El President se reune con agentes sociales para buscar acuerdos. En septiembre se volverán a juntar

Ximo Puig, José Vicente González, Paco Molina y Gonzalo Pino
Ximo Puig, José Vicente González, Paco Molina y Gonzalo Pino

El president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió ayer en el Palau de la Generalitat con el presidente de Cierval, José Vicente González y los secretarios generales de CCOO-PV, Paco Molina y de UGT-PV, Gonzalo Pino. Esta es la primera de las reuniones mantiene con los agentes sociales, aunque las reanudarán en septiembre y con los que llevará a cabo los «Pactos por la Comunitat Valenciana», cuyo objetivo es reivindicar ante el Gobierno nacional una financiación autonómica «justa», una inversión territorializada adecuada y la deuda histórica con la Comunitat.

El presidente de Cierval destacó su apoyo «total» a la iniciativa de buscar un pacto que dé «solidez» a las demandas valencianas sobre financiación. Por su parte, Molina de CCOO alegó que todos están dispuestos a iniciar una senda del diálogo social. Pino, de UGT, sentenció que por su parte están dispuestos a movilizar a la sociedad civil «si el Gobierno central no cambia de actitud». Los tres representantes sociales coincidieron en que la Comunitat siempre ha estado en una situación de abandono por parte del Gobierno de España y que las conversaciones entre ellos «no han hecho más que empezar».

Por su parte, Puig manifestó que se abría un espacio de encuentro y de acuerdo entre la sociedad valenciana para conseguir «lo que se merece» y resolver los grandes problemas que tiene la Comunitat. Los «Pactos de la Comunitat» buscan una «nueva relación» con el Gobierno de España y que suponga una «acción de justicia». Según manifestó el President, hay cinco millones de valencianos que están siendo «profundamente discriminados» en la distribución de los recursos públicos.

El primer espacio de acuerdo se basa en la financiación, la inversión del Estado en la Comunitat y la deuda ya que es una «losa enorme» tener esa deuda. El segundo ámbito se basa en el diálogo social, que es «fundamental» para la sociedad» que culmine con un «acuerdo de todos».