Actualidad

Roig asegura que los que hablaban del amaño del partido Levante-Zaragoza «pruebas no tenían ninguna»

El policía que redactó el atestado reitera que hubo amaño

El consejero delegado del Villarreal, Fernando Roig Negueroles, afirmó que el jugador Javi Venta no le reconoció haber recibido dinero del Zaragoza en alusión al presunto amaño del encuentro del levante y el equipo aragonés disputado en mayo de 2011.

Publicidad

Así lo señaló en su comparecencia como testigo en el caso, en la que también indicó que un año después de aquel partido, Venta le habló de que “se oían cosas extrañas” sobre el club aragonés, aunque negó que el jugador le hubiera transmitido que se había comprado ese encuentro.

“Javi Venta sólo me dijo que tuviéramos cuidado porque había cosas raras. Se refería al Zaragoza sin más. Eso es lo que creo que le transmití a Tebas. Pruebas no tenía ninguna”, señaló Roig Negueroles.

Publicidad

En su denuncia, y como ratificó la semana pasada como testigo, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, explicó que un año después de aquel partido, Roig Negueroles le había contado que Venta, que entonces jugaba en el Villarreal pero antes había estado en el Levante, le había dicho que había cobrado 35.000 euros por ese choque y le confirmó que se había vendido el partido.

Publicidad

“Venta no me reconoció haber recibido dinero del Zaragoza. Se lo dije a Tebas en privado y luego puso en mi boca cosas que yo no le había dicho”, añadió.

Roig Negueroles explicó que coincidió con Agapito Iglesias, expresidente del Zaragoza y uno de los acusados, unos días antes de ese encuentro en la final de la Liga Europa y que lo vio “muy tranquilo”.

Tras librarse del descenso aquella temporada al haber ganado el encuentro ante el Levante, el Zaragoza se vio envuelto de nuevo en la lucha por la permanencia un año después, aunque Roig Negueroles recordó que “desgraciadamente” en esa ocasión el que descendió fue el Villarreal.

Publicidad

“Hubo sospechas de todo tipo, pero no tengo pruebas. Las presentaría desde luego si las tuviese”, añadió

El directivo del Villarreal recordó que existía “una rumorología muy grande sobre que el Zaragoza, aparentemente, conseguía ganar fácilmente los últimos partidos de Liga”, pero agregó que no tenía ninguna prueba sobre ello.

Roig Negueroles fue preguntado también por una de las defensas sobre una comida “con el entrenador Míchel” a la que habría asistido José Manuel Llaneza, directivo también del Villarreal.

Según dijo Roig, Llaneza le contó que “en un tono jocoso, este señor (se supone que Míchel aunque no se le ha identificado) comentó que tenía una oferta del Zaragoza” y que, al parecer, alguien le había dicho: “’tú gana algunos partidos y el resto ya me encargaré yo de ganarlos’ o algo así”.

Por su parte, el agente de la Policía Nacional que redactó el atestado tras la denuncia presentada por el presidente de la Liga, Javier Tebas, explicó este jueves en su comparecencia como testigo en el juicio por el posible amaño del Levante-Zaragoza de 2011 que las investigaciones corroboraron las acusaciones del dirigente.

Preguntado por si “los hechos denunciados por Tebas se fueron corroborando con las investigaciones realizadas”, contestó que “respecto al partido en cuestión, sí”.

El investigador policial aseguró que Tebas explicó que había recibido la información de una fuente pero que se “negó en rotundo” a revelarla.

También declaró que Tebas manifestó que había contactado telefónicamente con el presidente del Levante, Quico Catalán, para advertirle del amaño, extremo que Catalán negó de forma tajante la pasada semana.

Por su parte, el empleado del departamento de contabilidad del Real Zaragoza, Rubén Gil, se limitó a relatar que retiró dinero en efectivo por orden del entonces director financiero, Javier Porquera, ya que únicamente era “el chico de los recados”.

Gil negó haber tenido contacto con los futbolistas y haber presenciado como se entregaba dinero en efectivo a los jugadores.

También declaró en esta séptima jornada del juicio Ricardo Marco, director de una sucursal del banco Bantierra en la que los futbolistas del Real Zaragoza Doblas, Da Silva y Lanzaro retiraron entre 50.000 y 90.000 euros cada uno, y Marco ha confesado que le pareció “una operación normal”.