Una doña Letizia con muchas preguntas e interés por la realidad

Voluntarios y empleados posaron con la princesa durante el recorrido
Voluntarios y empleados posaron con la princesa durante el recorrido

VALENCIA- Los usuarios de la Casa de la Caridad pidieron ayer a la princesa de Asturias que ejerza de intermediaria «ante quien corresponda» y dé a conocer la difícil situación por la que atraviesan miles de familias valencianas. Desempleo, desahucios y, en general, la falta de recursos, fueron las principales reclamaciones de los que cada día acuden a la ONG valenciana. Hasta allí acudió Su Alteza Real (SA) y la comitiva que posteriormente la acompañaría al solemne acto de la entrega de los premios Jaime I, con un protocolo mucho más rígido. Porque en la Casa de la Caridad, la espontaneidad se dio, en más de una ocasión y por ambas partes, a lo largo de todo el recorrido por las centenarias instalaciones. La protagonista de la jornada saludó a todo el que fue encontrándose a su paso, no se negó a posar para las fotos y «preguntó mucho», según desveló tras la visita el presidente de la entidad, Antonio Casanova. «Ha estado muy a gusto y se ha interesado por el trabajo que hacemos, por conocer la realidad, la situación social y estar cerca de la sociedad». Una realidad que le explicaron dos de los usuarios del centro. Pilar Albert, vecina de Picassent, fue la primera, la que le explicó la desesperada situación de muchas personas que no pueden pagar su casa, la que le contó que existen muchas familias que no llegan a fin de mes. Doña Letizia por su parte asentía ante las reclamaciones. «Me ha tratado con mucha educación, me ha dado ánimos, me ha pedido que tenga paciencia y que me cuidara mucho». Para Antonio Martínez, al que vio en los talleres de trabajos manuales, le pareció «muy simpática, muy agradable y muy buena persona». Tanto que acabó regalándole una de las felicitaciones que estaban elaborando en ese momento. La visita finalizó casi como empezó, con más fotos, esta vez con el personal que colabora en la ONG, a los que animó a «seguir con una tarea fundamental y más en los tiempos que se viven».