La Guardia Civil sospecha de un pasajero como autor de la amenaza de bomba en el avión saudí

La Benemérita, en colaboración con el resto de Fuerzas de Seguridad, incluidas las saudíes, repasaron el nombre de los pasajeros sin hallar sospechosos

Imagen del avión estacionado en la pista 36L del aeropuerto de Madrid Barajas
Imagen del avión estacionado en la pista 36L del aeropuerto de Madrid Barajas

La Guardia Civil ha confirmado que el aviso de bomba clavado con un cuchillo en un avión de una compañía aérea saudí es falso.

Los investigadores de la Guardia Civil sospechan que el papel en el que anunciaba la existencia de una bomba en un vuelo de la compañía Saudian Arabian Airlines, que cubre el trayecto entre Madrid y Riad, la capital saudí, pudo haber sido colocado por uno de los pasajeros, aunque se desconocen las razones.

Cabe la posibilidad de que el autor hubiera viajado en un vuelo anterior, pero según fuentes consultadas por LA RAZÓN, los aparatos son sometidos a limpieza y alguien habría advertido algo.

La Benemérita, en colaboración con el resto de Fuerzas de Seguridad, incluidas las saudíes, repasaron el nombre de los pasajeros, algo que ya se hace antes de que se inicie el vuelo, por si se detectaba alguna sospechosa, pero no hallaron nada.

Por ello, se inclinan por pensar que se trata de una “broma de mal gusto”, la acción de alguien que sufre algún tipo de desequilibrio o radicalización islamista incipiente. En este caso, se trataría de contribuir a crear el ambiente de inseguridad en el que vive occidente.

Una vez abortado el despegue del avión, al conocer el comandante de la nave el contenido de la nota (estaba en inglés y anunciaba la explosión de la bomba para las 11.30 horas), el avión fue dirigido a una zona de seguridad, donde los GEDEX de desactivación de explosivos de la Guardia Civil, con sus perros especializados, comprobaron que no había a bordo ningún artefacto y que, por lo tanto, la amenaza era falsa.

El aviso de bomba obligó a desalojar el avión y a activar una alarma general en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. Fuentes de la Guardia Civil han añadido que en concreto la nota se encontraba en el interior de una sala de oración con la que cuenta este modelo de avión saudí.

Una vez desalojado el pasaje, el avión, escoltado por la Guardia Civil se dirigió a una de las zonas de seguridad del aeropuerto, en este caso el apeadero número 36L.

La hora de despegue del avión era las 10:30 horas en la Terminal 1, donde opera la compañía saudí.

Se informa de amenaza en vuelo Madrid-Riad SVA 226. Las FFCCSS del Estado hacen las averiguaciones oportunas.https://t.co/Lom0dzUMPG

El Aeropuerto AS Madrid-Barajas decreta alarma general tras comunicación de comandante de @Saudi_Airlines.

Saudi Arabian Airlines (Arabia) también ha confirmado que la amenaza de bomba ha sido "una falsa alarma" fruto de "un engaño". "Es sólo otro engaño a los que todas las aerolíneas están sometidas", ha afirmado un portavoz de Arabia a Reuters al ser preguntado sobre el incidente. "Es falso pero hay que hacer todos los trámites de precaución necesarias", ha añadido.

Por su parte, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha avanzado que han sido evacuados un total de 97 pasajeros y 15 tripulantes.

El ministro explicó a los medios que recibió la noticia cuando se encontraba en la reunión del Grupo Popular en el Congreso e inmediatamente se la ha trasladado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, mediante mensaje a su teléfono móvil.

Fernández Díaz apunto que se había puesto en marcha el protocolo establecido, que empieza por la evacuación de los 97 pasajeros y 15 tripulantes que se encontraban a bordo. Según ha detallado, el comandante, máxima autoridad a bordo de la aeronave, ha sido quien ha decidido "regresar a Barajas"tras conocer la amenaza.

En cualquier caso, ha descartado aumentar la alerta antiterrorista, que se encuentra en el nivel 4 desde el mes de junio del año pasado. Según ha explicado, el nivel 5, el máximo, está previsto para casos de atentado "inminente"y "ahora estamos hablando de una amenaza que no sabemos si es verdad o no".

"No contemplamos en absoluto la activación del nivel de alerta máxima. Vamos a seguir así salvo que los especialistas de la lucha antiterrorista así lo propusieran", ha insistido.

Además, Fernández Díaz ha aprovechado para señalar que durante 2015, un año "especialmente sensible"en todo el mundo desde el punto de vista del terrorismo yihadista, en España se produjeron más de cien detenciones en relación a este asunto, lo que demuestra que las fuerzas de seguridad están trabajando "de manera extremadamente positiva"para garantizar la seguridad de los españoles.