Alerta «biológica» en Cibeles

La Policía evacuó la sede de Correos y del Ayuntamiento por un sobre sospechoso con un polvo blanquecino que se está analizando. 28 personas fueron descontaminadas

Las tres personas que tocaron el sobre fueron duchadas con agua descontaminante. El resto se lavaron las manos, la cara, los pies. Ninguno mostró síntomas.
Las tres personas que tocaron el sobre fueron duchadas con agua descontaminante. El resto se lavaron las manos, la cara, los pies. Ninguno mostró síntomas.

Un sobre con una «sustancia sospechosa por riesgo biológico» dio un auténtico susto ayer a los trabajadores y viandantes que sobre las diez de la mañana estaban en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid y sede central de Correos. Un sobre semitransparente con un polvo blanquecino despertó las sospechas de un funcionario de Correos que dio el aviso a Emergencias.

La Policía acordonó durante horas casi toda la manzana y el edificio adyacente que alberga el Museo Naval, y el Samur instaló en pleno centro tiendas de descontaminación por las que tuvieron que pasar 28 personas que se encontraban dentro de la central de Correos cuando llegó el sobre, así como los miembros de los equipos que examinaron e investigaron el contenido del paquete sospechoso. En el momento de recepción del sobre había seis clientes y 17 empleados. De estas 23 personas, sólo tres entraron en contacto con el sobre, a los cuales los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid les realizaron una descontaminación completa, que consta de una ducha por todo su cuerpo con agua con sustancias descontaminantes. Las otras 20 que no tocaron el sobre sólo tuvieron que descontaminar manos, cara y pies. Posteriormente, fueron sometidos a una examen médico por parte del personal sanitario para comprobar la presencia de síntomas sospechosos. Ninguno presentó alteraciones.

En cuanto al sobre con el polvo blanquecino que generó el protocolo NBQ (Nuclear, Biológico y Químico), fue recogido por los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Policía Nacional que lo trasladaron a un laboratorio externo. El resultado de los análisis de la sustancia no se conocerá hasta dentro de unos días, pero según funetes policiales en la inmensa mayoría de los casos estos avisos se quedan en falsas alarmas.