Análisis: Sadismo y narcisismo

Análisis sobre el autor del crimen de una joven en Valdemoro cuyo cadáver ha sido descuartizado

¿Qué tipo de persona comete este tipo de crímenes?

A tenor de la información que ha trascendido, parece ser que nos encontramos ante un caso de esquizofrenia no tratada, porque bajo tratamiento no se presentan mayores problemas. Pero por las características del crimen, a la esquizofrenia se ha unido que puede ser un psicópata, o un brote de psicopatía.

¿Cómo actúa en el día a día un persona así?

Los rasgos que comúnmente presentan son: ausencia de empatía, cosificación que les lleva a deshumanizar, sadismo, narcisismo y una autoestima muy exagerada. Pero no son sociópatas, por lo que suelen tener muy buenas habilidades sociales. Pueden mostrarse como personas encantadoras y ser excelentes vecinos.

¿Por qué ha descuartizado el cadáver de la víctima?

En general, cuando nos encontramos ante un caso de descuartizamiento puede ser por tres causas. Por ejemplificar, por lo que el cadáver descuartizado se exhibe, como es el modo de actuar de los narcos en México; para hacer desaparecer el cadáver, caso en el que se procura reducirlo al mínimo y ocultarlo, o por canibalismo. Estos enfermos cosifican a la víctima, por lo que no sienten remordimientos.

¿Estamos ante un caso de crimen ritual?

Históricamente el canibalismo respondería a casos de hambre extrema, pero en la actualidad son casos de antropofagia. Estamos ante un crimen desorganizado –no había planificado cómo deshacerse de los restos– lo que indica, o un móvil de venganza o por afán de seguir un ritual, pero el perfil «satánico» que presenta, por sí mismo no indica que sea un crimen ritual. Lo que sí puede explicar es la vorágine de un brote de locura con las peredes llenas de sangre.