Carmena: «Mis vacaciones son derechos laborales logrados en luchas sindicales»

Defiende que le corresponden 12 días por los dos meses y medio que lleva en el Gobierno

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), habla junto al periodista argentino Pedro Brieger en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, durante la presentación de su libro "Por qué las cosas pueden ser diferentes"en la capital argentina

La primer edil adelanta su regreso y señala que por la normativa laboral vigente por su trabajo en el Ayuntamiento desde el 13 de junio le corresponden 12 días de vacaciones.

Manuela Carmena se ha visto obligada a justificar sus segundas «vacaciones». La polémica surgida a raíz de que sólo una semana después de pasar nueve días en Zahara de los Atunes «descansando» con su familia se marchara a Buenos Aires, otros nueve, para promocionar el libro que escribió en 2014 ha acabado forzando a la alcaldesa de Madrid a dar explicaciones e incluso adelantar la vuelta de Argentina al domingo, cuando no estaba previsto que regresara hasta el martes.

Carmena debió de olvidar que ya no es funcionaria y quiso justificar sus dos ausencias vacacionales asegurando que la normativa laboral vigente por su trabajo en el Ayuntamiento desde el 13 de junio le corresponden 12 días de vacaciones, como si a los políticos se les exigiera lo mismo que a cualquier otro trabajador en las mismas circunstancias. «Son derechos laborales logrados por luchas sindicales», aseveró.

A pesar de que cuando comenzó el verano aseguró que sólo cogería una semana de vacaciones, ayer tuvo que admitir que «usé cinco días laborables para irme una semana con mi familia a la playa y ahora otros tantos para un viaje que estaba planeado desde antes de las elecciones».

No obstante, parece que el argumento de la legalidad no le convenció, ya que comunicó a la editorial que deseaba adelantar su regreso a Madrid dos días. Aunque desde el Ayuntamiento se declaró a LA RAZÓN que las citas que tenía para esos dos días se habían «concentrado» en las jornadas que le quedan en Buenos Aires, lo cierto es que desde la sede argentina de la editorial Capital Internacional, que ha pagado los billetes y la estancia de la alcaldesa en un hotel de cuatro estrellas, se aseguró a este periódico que la alcaldesa no tenía nada programado nada «en principio» para las dos últimas jornadas del viaje y que eran «dos días libres que tenía la alcaldesa en Buenos Aires».

Al margen de la «otra» polémica del viaje, surgida porque la regidora de Ahora Madrid esté utilizando este viaje privado para reunirse en calidad de alcaldesa con la controvertida presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, o con el alcalde de la capital, Mauricio Macri, y que el Ayuntamiento no informe sobre estos encuentros, ni siquiera de su convocatoria, Carmena continuó con su «tourné» bonaerense.

Presentó su libro en la Facultad de Derecho y en la Biblioteca Nacional, eventos en los que, según admitió la editorial a LA RAZÓN, «la alcaldesa ha aumentado su poder de convocatoria después de que se distribuyera y se publicara en los diarios nacionales su foto con la presidenta Kirchner».

Fue la polémica presidenta argentina la que pidió a la editorial una reunión con la alcaldesa en un gesto que los analistas internacionales explican señalando el interés de Kirchner en aparecer en pre campaña «estrechando lazos» con la nueva izquierda española; no obstante, la foto, que distribuyó el jueves el Departamento de Comunicación de la Casa Rosada, ha beneficiado a Carmena y a su popularidad en Buenos Aires, según admitieron desde el sello argentino que ha editado su libro que ha pasado de vender 3.000 ejemplares a 10.000 desde que es alcaldesa de la capital.

Pero si poco se sabe del viaje y los intereses de la editorial que paga los movimientos de Carmena en Buenos Aires, en Madrid, sus concejales también han encendido a la oposición tras anunciar en su ausencia que el Gobierno municipal pondrá en marcha una auditoría de la deuda «ciudadana» de la deuda municipal que llevará a cabo un subdirección general de auditoría y no la Intervención Municipal, como habían acordado en Pleno el pasado 22 de julio.

De hecho, el portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento, Íñigo Henriquez de Luna, tuvo que acudir ayer al Registro del Consistorio para pedir formalmente que el Ejecutivo municipal les entregue la primera auditoría realizada de la gestión municipal de los últimos ocho años y de la que no se ha informado desde el Ayuntamiento.

Un periodista judío propalestino, presentador del libro

La alcaldesa presentó ayer a las 19:00 horas su libro en la Biblioteca Nacional de la capital en un evento con un aforo limitado de 200 personas, cuya entrada fue libre y gratuita. La presentación constó de un «diálogo» con Pedro Brieger el controvertido periodista judío propalestino.