Carmena y Causapié respiran mientras Villacís toma posiciones

La Razón
La RazónLa Razón

El Pleno de Cibeles inaugura hoy una nueva etapa. La dimisión de Esperanza Aguirre como portavoz popular cambia por completo el escenario que se abre en el Ayuntamiento de la capital, justo antes de atravesar la mitad de la legislatura. La dicotomía Aguirre-Carmena ha marcado los debates y en buena medida la agenda municipal en los dos años que han transcurrido desde las municipales de 2015. Lo sucedido ayer pone punto y final a la confrontación entre la ex jueza y la ex presidenta madrileña. El paso atrás de Aguirre lo cambia, por tanto, todo, empezando por el que hasta ayer era su grupo.

Los concejales del PP en el consistorio –en el Pleno de este mes serán sólo 20– amanecerán hoy sin su referencia en la bancada. El portavoz adjunto, Íñigo Henríquez de Luna asumirá provisionalmente el papel de «número uno», aunque esta decisión deberá ser debatida y votada en el grupo municipal en los próximos días o semanas. A través de su perfil en Twitter, el PP en el consistorio expresó su apoyo a la que fue cabeza de candidatura hace dos años: «La dimisión de Esperanza Aguirre nos produce a todos una enorme tristeza. Ha dedicado toda su vida a trabajar por Madrid y por España». Henríquez de Luna, también en Twitter, aseguró que «trabajar a su lado y haber tenido su confianza personal y política» ha sido un «honor». Los ediles de esta formación encaran hoy su sesión plenaria más difícil ya que, a buen seguro, tanto la dimisión de Aguirre como el estallido de la «operación Lezo» serán argumentos utilizados por los grupos de la oposición que marcará, en buena medida, la dinámica del debate.

Y es que la dimisión de la ex presidenta también abre un nuevo tiempo para el resto de grupos del consistorio. Para la alcaldesa, Manuela Carmena, el adiós de la líder de la oposición es un alivio. También en las redes sociales, la ex jueza reaccionó con un mensaje especialmente duro: «El cáncer de la democracia es la corrupción. Con la marcha de Aguirre vemos que todo un Gobierno y el PP se sostenían en una trama criminal». Ese mismo tono fue el empleado por la portavoz del Gobierno de Ahora Madrid, Rita Maestre, al insistir en que las explicaciones de la ya ex concejala demuestran que «miró para otro lado» y que «aunque no participara de manera directa en ese enriquecimiento» es «cómplice en ese saqueo». La portavoz socialista, Purificación Causapié, incidió en ello: «Era negativa para la democracia. Espero que la vida en el Pleno mejore. Hasta ahora se vivía la bronca». Una de las incógnitas que comenzará a despejarse hoy afecta de lleno al grupo que sostiene al Ejecutivo de Carmena y a su socio de Investidura y radica en saber si el grupo popular continuará ejerciendo la misma línea de oposición dura contra Ahora Madrid y el PSOE que hasta la fecha.

Finalmente, la dimisión de Aguirre también cambia el rol de Ciudadanos. Ayer, su portavoz, Begoña Villacís, ya dejó entrever hacia dónde se puede encaminar la estrategia de la formación naranja, con las miras puestas en 2019 para captar parte del voto desencantado con el PP: «Pido a los ciudadanos no inmunizarse ante la corrupción y retirar su confianza al Partido Popular en las urnas», remarcó Villacís.