Carmona duplicará el IBI de los pisos vacíos de los bancos

El diputado autonómico y candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona (d), junto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), momentos antes de su intervención hoy en un desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.

Duplicar el IBI a los propietarios de viviendas vacías o, incluso, llegar a ordenar expropiaciones de su usufructo durante un periodo de cuatro años para poner a disposición de los que más lo necesitan viviendas de renta social son algunas de las recetas que el candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, prevé poner en marcha la próxima legislatura si accede a la alcaldía de la capital. Estas ideas forman parte de la «M-30 social» que el aspirante presentó ayer en presencia, entre otros compañeros, de los líderes federal y regional de su formación y del ex presidente Rodríguez Zapatero. «¿Cómo es posible que existan madrileños con problemas de hipoteca, desahucios y residencia, y haya 150.000 viviendas vacías en Madrid? Pero, sobre todo, ¿cómo es posible que los bancos retengan 40.000 viviendas vacías en una villa en la que se desahucia a familias con hijos menores?», cuestionaba en declaraciones recogidas por Ep el aún diputado regional, que quiso aclarar que entre sus planes no entra «expropiar a los particulares». Así, el candidato aseguró que ve más factible poner los pisos vacíos de las entidades en el mercado a través de la Sareb (o banco malo) o directamente con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMSV) y, en caso de que no lo acepten, subir a los bancos un 50% la cuantía del IBI de su parque inmobiliario, y recordó que para el resto de los madrileños este impuesto sí que se reducirá en 2015 si él gobierna.

Además de con la vivienda, donde prevé crear 50 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido en planes de rehabilitación, Carmona también quiere apostar por ordenar las finanzas de la ciudad y ahorrar 150 millones de euros refinanciando «una deuda de más de seis mil millones a un tipo medio del 5%».

Durante esta «puesta de largo» el aspirante a la alcaldía de Madrid aprovechó para sacar pecho de su ventaja como «único» candidato a las municipales que ya ha sido confirmado por su partido. Se presenta como alternativa y «dique» contra los «conservadores» y «agitadores». «Prácticamente ningún grupo político, salvo servidor y otro, tiene nombrado candidato. Estoy solo, como sola está la democracia atenazada por la duda», manifestó para añadir que «ya es tarde empero ningún candidato solvente puede prepararse Madrid en tan sólo cien días que faltan». Y es que a juicio del socialista el resto de formaciones ya «han perdido las elecciones y no lo saben. Son muchos los votantes del PP que me dicen por la calle que me van a votar y que por ello lo harán al PSOE por primera vez», indicó.