Cifuentes «fichará» 360 conductores para Metro

La Razón
La RazónLa Razón

Cifuentes quiere que el Metro de Madrid vuelva a volar y, para ello, anunció ayer tras la reunión de su Consejo de Gobierno la contratación de 360 nuevos conductores para la empresa. En concreto, la jefa del Ejecutivo autonómico precisió que de las nuevas incorporaciones 180 serán contratos a tiempo completo y las otras 180, a tiempo parcial para temporadas en las que el servicio recibe menos usuarios, como los meses de verano. «No sólo queremos avanzar en la recuperación de la plantilla que se perdió con el ERE, sino que tenemos el objetivo de mejorar el servicio de Metro y que este medio recupere un nivel de frecuencias y de satisfacción en el usuario», aseguró Cristina Cifuentes que prevé con esta medida aumentar un 14% las frecuencias hasta recuperar «como mínimo» los niveles de 2011, en declaraciones recogidas por Ep. La previsión es que, con las nuevas contrataciones, los trenes pasen en verano con una frecuencia de 7 a 6 minutos mientras que el resto del año en días laborables los trenes pasen por las estaciones de toda la red entre cada 6 a 4,8 minutos.

La incorporación de los nuevos trabajadores de Metro comenzará en verano y, para ello, el proceso de selección se abrirá a partir del mes que viene –en diciembre a más tardar– a través del Servicio Regional de Empleo.

Los seleccionados tendrán que aprobar luego un test psicotécnico e iniciarían su formación el 1 de febrero, todo con el objetivo de que los primeros 180 conductores acaben dicha formación en mayo. Entre mayo y septiembre se formarían los otros 180 conductores.

El anuncio de Cifuentes tuvo rápidamente su reacción en los sindicatos, que han convocado asambleas hoy para concretar unas jornadas de huelga previstas para el día 22. Unas reuniones en las que el Secretario General de UGT en Metro, Teodoro Piñuelas, consideró «muy probable» que se produzca la desconvocatoria de los paros. El responsable del sindicato valoró «como algo positivo» el plan previsto por el Gobierno regional, que, dijo, «triplica la propuesta inicial». «Es muy probable que si los trabajadores entienden que la presidenta ha hecho un gesto, ellos hagan otro de acercamiento para dar un margen a la negociación», confirmó Piñuelas a Ep, asegurando que «ese gesto sería desconvocar el paro más próximo del día 22 y dar un margen a la negociación para, si llega a buen puerto, no convocar ninguna movilización más por este asunto». El proceso de formación de los nuevos «fichajes» tendrá en cuenta las recomendaciones de los sindicatos de Metro.