Cuando Dalí trasnocha

Colas en la entrada del Museo de Ciencias Naturales por el Día Internacional de los Museos
Colas en la entrada del Museo de Ciencias Naturales por el Día Internacional de los Museos

El Eje Prado-Recoletos celebró ayer su día: el de los museos. El conocido como Paseo del Arte, que en poco más de 750 metros alberga las más importantes pinacotecas madrileñas e incluso nacionales, acogió a cientos de madrileños y turistas que ayer tuvieron entrada libre para disfrutar durante todo el día y la noche del mejor arte.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Museos, cientos de personas hicieron colas desde primera hora de la mañana en algunos de los museos para visitar tanto las colecciones permanentes como el resto de ofertas especiales que se proponían para la jornada. Con la llegada la tarde, bien por las lluvias o por la coincidencia con la celebración del campeón de la Copa del Rey en la Plaza de Neptuno, la afluencia de gente bajó notablemente hasta que entró la noche. La importancia de este día en el que se invitaba a la gente a visitar los museos de la capital de manera gratuita se plasmó a partir de las 19:00, cuando el movimiento de visitantes volvió a aumentar hasta el cierre.

El Museo del Prado, la más completa pinacoteca del mundo, ofrecía un recorrido incomparable por las obras de Velázquez, Goya o El Greco. Además de poder visitar la colección permanente, se organizaron explicaciones sobre los trípticos de «El Bosco» y se abrieron las puertas de las exposiciones temporales a partir de las 20:30 horas y hasta las 00:00 de la noche también gratis; entre ellas, la exposición «La belleza encerrada», que se expuso al público visitante pese a que todavía no había sido inaugurada de manera oficial.

Una oportunidad para jóvenes

Los visitantes más apasionados pudieron disfrutar de una visita por el Reina Sofía recorriendo las obras de artistas como Miró, Kandinsky, Dalí, Tàpies o Antonio López, oferta que acompañaban con un sugerente espectáculo de teatro gestual, música en directo y talleres para jóvenes sobre la obra del pintor catalán. Varios de los asistentes destacaban que la iniciativa proporciona «no sólo la satisfacción de verlo en el momento, sino sobre todo para gente muy joven que tiene poco dinero, crea afición». De hecho, la entrada libre fue una de las razones por las que un gran número de personas acudieron a los distintos museos. Los visitantes comentaban que les parecía una idea «estupenda» y que «deberían hacer más días así, que la cultura tenga más difusión».

Para completar la ruta por el emblemático Paseo del Arte, el museo Thyssen invitaba a realizar un privilegiado viaje por los siete siglos de la historia de la pintura europea que residen en la colección permanente, y permitió a los visitantes asisitir a las explicaciones sobre las obras que forman parte del recorrido «Vistas urbanas de la colección».

Fuera del eje Prado-Recoletos, numerosas galerías también se sumaron al Día Internacional de los Museos. El Museo Sorolla organizó una actividad durante toda la mañana, gracias al grupo «Anacrónicos Recreación Histórica», en la que se reproducía la forma de vestir del momento en que vivió el pintor y se ambientaba la época. El Museo de Ciencias Naturales quiso participar en la iniciativa con la organización de diferentes actividades sobre la exposición «Tesoros del Amazonas». Para los más pequeños de la casa, talleres como «El color de la cultura indígena», un taller de maquillaje infantil en el que sumergirse en distintas culturas tribales, o un taller musical, «El sonido de la selva», en el que se recreaban los sonidos de animales que habitan en este medio.