Detenidos dos hombres por asfixiar a ancianos para robarles

Agentes de la Policía Nacional han arrestado a los dos presuntos autores de trece robos con violencia o intimidación cometidos sobre personas de avanzada edad, a quienes asfixiaba para robarles a continuación joyas u otros efectos, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado. Seguían a las víctimas desde la vía pública hasta sus domicilios y en el portal las asfixiaban por la espalda hasta perder la consciencia y robarles las joyas y todas sus pertenencias.

Varios de los afectados han tenido que ser atendidos por los servicios médicos e incluso han sido hospitalizados a raíz de los robos. La investigación comenzó a finales del mes de mayo tras el robo sufrido por un varón de avanzada edad en Madrid. La víctima fue abordada por la espalda en la vía pública por parte de dos individuos, comprimiendo sus arterias carótidas hasta llevarle a la pérdida de conocimiento y le sustrajeron un reloj de oro que portaba en la muñeca.

Medidas de seguridad

Los arrestados tomaban medidas de seguridad en sus asaltos, tanto cuando estaban en disposición clara de delinquir como en otros momentos del día, tales como cuando regresaban a sus domicilios mirando hacia atrás de forma continua, volviendo sobre sus pasos de manera inesperada, introduciéndose en vehículos Taxi, medidas que tomaban después de haber estado todo un día controlando a sus futuras víctimas, las cuales eran controladas hasta sus domicilios.

Seleccionaban a personas mayores que portaran joyas visibles y las seguían hasta sus domicilios. Durante ese trayecto uno de los individuos se desplazaba en el mismo transporte público que la victima siguiéndola hasta el portal. Estos ataques consistían en asfixiar por la espalda a las víctimas para producirles pérdida de consciencia, se cometían dentro de portales o en inmediaciones de los mismos pero siempre fuera de la percepción de posibles transeúntes o testigos.

Tras el robo y dada la avanzada edad de las víctimas y el método empleado, varias víctimas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos e incluso algunos de ellos hospitalizados. La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, pertenecientes a la Jefatura Superior de Madrid.