Diamantes y esmeraldas tasados en 200.000 euros irán a subasta en Madrid

Medio millar de diamantes que iban a ser trasladados a suiza o regresaban de ese país y un lote de esmeraldas colombianas, piedras tasadas en 200.000 euros y que en todos los casos fueron incautadas hace varios años por la Aduana española, serán subastadas en Madrid el 6 de junio próximo.

A la subasta podrá acudir cualquier particular, aunque la subasta está dirigida a profesionales e inversores, informa la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en una nota de prensa remitida hoy a Efe.

Las piedras -242 esmeraldas, 264 diamantes y 187 quilates de "polvo de diamante"-, cuya subasta ha sido delegada en la empresa de joyería Yanes, fueron incautadas en distintas incautaciones realizadas por la Delegación Especial de la AEAT y tienen un valor total de tasación de 199.446 euros.

En cuanto a las esmeraldas, se trata de nueve lotes con un total de 361,73 quilates valorados en 68.288 euros.

El lote más valorado está compuesto por siete piedras que suman 27,23 quilates y una valoración de 800 euros por quilate, hasta un total de 21.784 euros.

Las esmeraldas proceden de una investigación realizada en 1993 sobre un posible blanqueo de dinero.

En las pesquisas preliminares fue detectada una mujer que llegó a España procedente de Colombia y que tras un seguimiento hasta la ciudad andaluza de Málaga fue interceptada portando las esmeraldas que ahora serán subastadas.

Con respecto a los diamantes -en total 308,25 quilates valorados en 131.158 euros-, la subasta incluye ocho lotes, de los cuales el de mayor valoración, 23.107 euros, comprende 14 piedras con un peso total de 12,79 quilates y un valor de salida de 1.806 euros por quilate.

Además, serán subastados tres lotes de "polvo de diamante"amarillo, negro, azul y blanco con un peso total de 187 quilates y un valor conjunto de salida de 28.025 euros.

Las incautaciones de los diamantes derivan de dos actuaciones realizadas por la Aduana en el aeropuerto madrileño de Barajas.

En el primer caso, tras recibir un aviso de las autoridades de Suiza, los agentes detienen el 13 de noviembre de 2000 a un ciudadano que llega a Madrid desde Ginebra y en cuyo poder son hallados los diamantes después de que manifestase que no tenía "nada que declarar".

En el segundo caso, el 24 de abril de 2001, los agentes aduaneros madrileños detectan a un ciudadano israelí que pretende viajar a Suiza y exportar de forma irregular 134 diamantes que llevaba en el bolsillo interior de su chaqueta.

Las piedras preciosas, que han estado custodiadas durante todos estos años en cajas fuertes de la Delegación Especial de Madrid de la AEAT, son subastadas ahora al haber concluido los procedimientos judiciales oportunos.

Según una fuente de la casa Yanes, aunque la subasta va dirigida especialmente a profesionales del sector e inversores, cualquier persona podrá asistir a la puja "siempre y cuando se haya acreditado en los días previos".