El Ayuntamiento activará seis semáforos-radar más el 2 de febrero

A lo largo de este año 15 cámaras de foto-rojo comenzarán a multar en toda la capital

Atención, conductores: a partir del martes que viene seis de los radares semafóricos que hasta ahora estaban en pruebas comenzarán a sancionar a todo vehículo que se atreva a rebasar la línea de detención cuando el indicador esté en rojo. En concreto, según informó ayer el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, a partir de las 00:00 horas del próximo 2 de febrero entrarán en funcionamiento los seis primeros sistemas de control de semáforo rojo de los 15 que se unirán a esta red de radares de la capital a lo largo de 2016.

Estén alerta a los llamados sistemas de foto-rojo (cámaras que están instaladas en un soporte a 25 metros de la línea de detención, para permitir encuadrar completamente el paso de peatones y al mismo tiempo, el semáforo de conductores) que han estado los últimos meses en pruebas en los semáforos entre las calles Alcalá y San Romualdo en San Blas; la avenida Marqués de Cobera con Ricardo Ortiz –vía en caída con varios carriles y que da paso directo a la M-30 con el consiguiente aumento de velocidad de los vehículos, precisa el Consistorio–; la calle Ascao con Emilio Ferrari; Santa Engracia con José Abascal; Avenida Ciudad de Barcelona con Menéndez Pelayo y Cea Bermúdez con Vallehermoso –en el paso de peatones en vía que sirve de acceso directo desde la A-6–. Si aún le quedaran dudas sobre la ubicación de los nuevos radares, todos los nuevos pasos con control de foto-rojo están indicados mediante una señalización específica antes de llegar al semáforo y se da la circunstancia de que, a excepción del segundo dispositivo con cámara citado, todos los demás están ubicados en el entorno de rutas escolares peatonales.

Hasta ahora todos ellos han estado funcionando en pruebas –sin aplicar sanciones– con el fin de evaluar posibles errores en su funcionamiento, pero desde el martes la sanción por rebasar el semáforo en rojo sin causa justificada (saltárselo para dejar paso por ejemplo, a una ambulancia está contemplada entre las excepciones) es de 200 euros y la retirada de cuatro puntos en el permiso de conducir. Las multas, que van acompañadas en estos casos de dos imágenes del vehículo antes y después del semáforo en rojo son susceptibles de rebaja (del 50%) si la multa se abona en el periodo voluntario, aclaran desde la web municipal.

En la actualidad, 26 semáforos de la capital están dotados con este sistema, que comprueba el cumplimiento de la normativa de detención de los vehículos en los pasos de peatones a razón de cuatro en el Barrio del Pilar, uno en Mirasierra, uno en Sanchinarro, uno en la Alameda de Osuna, tres en Retiro, dos en Moratalaz, uno en el barrio de Guindalera, uno en Chamartín, dos en Tetuán y Chamberí; uno en Carabanchel y dos en Villaverde. La intención del Ejecutivo de Manuela Carmena es ampliar esta red de radares en semáforos hasta alcanzar los 40 dispositivos. Las ubicaciones exactas de todos los sistemas de control de semáforo rojo pueden consultarse en informo.munimadrid.es y en el portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid datos.madrid.es.

¿Sanciones ilegales?

Estos dispositivos formulan alrededor de 20.000 denuncias anuales, según los datos municipales, una cifra que se redujo en 2015 una cuarta parte en comparación con los datos de multas impuestas en el año 2010. Cifras que contrastan con los que manejan algunas asociaciones de conductores. Automovilistas Europeos Asociados, por ejemplo, ha sido especialmente crítico en los últimos años con estos dipositivos. En concreto, esta asociación sostiene que la foto que emite el sistema de foto-rojo, que se implantó en Madrid por primera vez en 2005, no constituye prueba de cargo. Una tesis que han avalado distintas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Asimismo, y amparándose en otra decisión judicial, desde Automovilistas Europeos Asociados mantienen que estos dispositivos no serán «legales» hasta que no incorponen elementos para controlar la meteorología: «La denuncia no viene acompañada de documento alguno que demuestre la fiabilidad del instrumento de captación y que permita enlazar con la presunción de veracidad del agente denunciante», se especificó en una de las denuncias.