Grupos radicales rivales protestan hoy con media hora de diferencia

Coincidirán en dos manifestaciones, una legal y otra no autorizada

El polvorín que fue hasta ayer la puerta del Ayuntamiento de Madrid en Cibeles, con dos colectivos de ideología opuesta acampando a pocos metros uno del otro, se trasladará hoy a las calles de Madrid. El Hogar Social Madrid –okupas de ultraderecha– se manifiesta a las 18:30 horas desde la confluencia de las calles Santa Engracia y Ríos Rosas con el lema «por los derechos sociales de los nacionales». A la misma hora, la Coordinadora Antifascista de Madrid ha convocado otra protesta que partirá desde Plaza de Castilla bajo el lema «Racismo No. Refugiadas bienvenidas». La diferencia entre una y otra es que la primera fue comunicada en tiempo y forma a la Delegación del Gobierno, que la ha autorizado y la otra no, de modo que la Policía Nacional filiará a los convocantes y dispondrá un dispositivo de seguridad apropiado para garantizar la seguridad de los ciudadanos y de los propios asistentes.

«La ley que regula el derecho de reunión y manifestación es igual para todos. Establece una serie de requisitos necesarios para poder autorizar una manifestación. Si se cumplen, la Delegación tiene que autorizarla. Es lo que se ha hecho siempre. Me consta que así lo han hecho mis predecesores», aclaró al respecto la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, que detalló que había modificado el recorrido de la manifestación de ultraderecha por motivos de seguridad pero los convocantes habían recurrido a la Justicia, que ha revocado la modificación del recorrido.

Por su parte, los colectivos antifascistas criticaron que los del Hogar Social Madrid «pretenden pasear sus lemas racistas, fascistas y homófobos por el barrio obrero y multicultural de Tetuán». Y llaman a los vecinos «a crear un muro contra el fascismo y mostrar el rechazo al fascismo, aunque lo disfracen de social».