La caída de Rita

La derrota de Errejón se convierte en una amenaza directa para la que muchos ven como sucesora de Carmena en la Alcaldía

La portavoz municipal y destacada errejonista, Rita Maestre, ayer en el Congreso de Vistalegre II

La derrota de Errejón se convierte en una amenaza directa para la que muchos ven como sucesora de Carmena en la Alcaldía

La victoria de Pablo Iglesias sobre Íñigo Errejón en el Congreso de Vistalegre II augura cambios sustanciales en el equilibrio de poder en el Ayuntamiento de Madrid. Y es que la otrora todopoderosa Rita Maestre, portavoz municipal y principal representante de Podemos en el Gobierno de Manuela Carmena, así como destacada errejonista, acumula con la de ayer la segunda derrota en apenas unos meses: Maestre perdió las primarias en la Comunidad de Madrid, donde le ganó el «pablista» Ramón Espinar, y perdió ayer posiciones de cara a carrera por la sucesión de Manuela Carmena (que ya ha dicho que no repetirá) como candidata a la Alcaldía en 2019.

Maestre dejó de ser ayer la aspirante con más posibilidades a liderar una nueva lista de Ahora Madrid, o de Podemos si el partido decide desvincularse de las candidaturas del cambio de cara a 2019, por la pérdida de posibles que supone desde ayer ser errejonista en Podemos y porque a nadie se le escapa que el relevo de Carmena en las elecciones municipales de 2019 podría ser la «retirada honrosa» de Íñigo Errejón tras la derrota de ayer, tal y como ya lo planteó Pablo Iglesias hace unos días.

A la espera de si se produce o no el paso de Errejón a Madrid, Maestre tendrá que lidiar este tiempo con el nuevo secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, del equipo de Iglesias y rival directo suyo en las elecciones primarias que se celebraron el pasado mes de noviembre para renovar la dirección del partido en Madrid. Espinar, que se alió con los anticapitalistas para vencer a la portavoz errejonista en el Ayuntamiento de Madrid, perdió en las votaciones previas de los documentos –salvo en el de estrategia política que consideró «fundamental»–, pero no le tembló la mano a la hora de contar sólo con un nombre de la lista de Maestre para los cargos del nuevo Consejo Ciudadano de la región. Además, el secretario general de Podemos en Madrid prescindió rápidamente del portavoz de la formación en la Asamblea de Madrid, José Manuel López, que acompañó a la líder errejonista en su candidatura y que ayer, precisamente, comentó que esperaba que primase la «pluralidad» en la nueva dirección nacional, «para que no se repita lo que pasó en la Comunidad de Madrid».

Se da la circunstancia además de que Espinar ya ha maniobrado también en la Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, que es el órgano en el que se coordina la política municipal entre todos los participantes de la candidatura de confluencia. Así, el pasado diciembre colocó en la Mesa a su secretario de Organización, Fran Casamayor, así como a Pablo Carralero –jefe de gabinete de uno de los concejales de Carmena, José Manuel Calvo, que respaldó la candidatura «pablista» en las primarias madrileñas–. Con este cambio, el diputado regional y senador podrá «dirigir» la sucesión de Carmena en la candidatura municipal de 2019.

El nuevo secretario de Podemos en la Comunidad de Madrid está ya trabajando en reforzar la infraestructura del partido en la región. Debido a que Podemos se creó en tan poco tiempo y superado de una vez el bache de Vistalegre II, ahora Espinar tiene por delante la tarea de crear y consolidar la infraestructura de la formación morada en los niveles municipales, donde en la actualidad se mantienen las candidaturas de unidad popular ante la falta de una red permanente de Podemos local. Es más, a la salida del Congreso en Carabanchel, Espinar señaló que ahora toca «tener muchas conversaciones sobre lo aprobado».

Espinar aspira a mantenerse en el Senado

Tal y como anunció que haría, el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, puso ayer a disposición de la nueva dirección de Podemos su puesto de portavoz de la formación morada en el Senado. Sin embargo, después de la renovación del liderato de Iglesias, el diputado regional manifestó su «ganas e ilusión» por continuar en dicho cargo. Espinar forma parte del equipo de «pablistas» que ayer triunfó en la votación del Congreso si bien Iglesias no ha elegido a ningún diputado de la Comunidad de Madrid para el nuevo Consejo Ciudadano.