Actualidad

La líder del PSOE de Madrid, a juicio por «amenazas»

Sara Hernández ha sido denunciada por una de sus propias concejalas en Getafe, que la acusa de obligarla a dimitir contra su voluntad

Sara Hernández ha sido denunciada por una de sus propias concejalas en Getafe, que la acusa de obligarla a dimitir contra su voluntad

Publicidad

La líder del PSOE de Madrid y alcaldesa de Getafe tendrá que ir a juicio la próxima semana después de que una de sus concejalas, Mónica Cerdá, presentara el pasado jueves una denuncia contra ella por forzarla para que renunciara a su escaño en este Ayuntamiento, como informaba ayer LA RAZÓN. La cita es el próximo martes en el Juzgado Número 3 de Getafe, que ha convocado una vista –también conocida como juicio rápido– por un posible delito leve de faltas, aunque fuentes cercanas a la propia denunciante concretaron ayer que Sara Hernández podría ser acusada de «amenazas y coacciones».

La polémica que provoca esta denuncia estalló hace dos días, cuando Monica Cerdá informó por escrito a su alcaldesa de que quería renunciar de forma «irrevocable» a las delegaciones que ésta le encomendó en la remodelación de Gobierno que impuso la semana anterior.

Y es que Cerdá fue la gran damnificada de este golpe de mando, ya que Hernández la «degradó» en el escalafón municipal, por lo que el jueves ella misma intentó dejar todas sus competencias, pero no el acta de concejal. Según su versión, la alcaldesa la instó a elegir: quedarse como estaba o dimitir por completo, lo que finalmente hizo, pero «obligada».

Publicidad

El objetivo de Cerdá, como gesto de protesta por su pérdida de peso político a los nueve meses de legislatura, era salir del Gobierno local, pero no del grupo municipal que lo sustenta (PSOE), un difícil y poco habitual equilibrio para el cual pretendía renunciar a sus nuevas delegaciones de Salud y Comercio –apenas sin competencias a nivel local–, pero no al acta de concejal.

Así lo explicó ayer ella misma a través de un comunicado, en el que Cerdá mostró su «total desacuerdo y oposición a todas las razones» que llevaron a Sara Hernández a remodelar su equipo de Gobierno, una decisión que esta concejala considera «arbitraria» por parte de la alcaldesa.

Publicidad

Además, Cerdá añade que «no puedo compartir ni ser cómplice» de las razones por las que la alcaldesa ha reorganizado su equipo de Gobierno, pero asegura que todo lo anterior «no implica que renuncie a mi acta» ni tampoco al grupo municipal del PSOE, porque «además de ser socialista, hay que parecerlo».

Y es precisamente por eso, para mantener su acta de concejal, por lo que Mónica Cerdá presentó el mismo jueves una denuncia ante los juzgados para dejar sin validez el documento que supuestamente le habrían obligado a firmar la propia alcaldesa y una de sus personas de confianza, la ex concejala socialista Cristina González, que tuvo que dimitir durante la pasada legislatura por su implicación en el conocido como «Caso Aparcamientos», un proceso judicial de presunta corrupción durante la anterior etapa del PSOE al frente de este consistorio.

Por su parte, la alcaldesa respondió ayer a Mónica Cerdá que «le tiendo mi mano amiga para resolver los problemas y volver a la normalidad».