Política

Los alcaldes históricos del PP sacan sus galones

Los populares apostarán por presentar como candidatos a los regidores que quieran seguir, pero sólo «si han hecho buena gestión». La dirección ha iniciado una ronda de entrevistas personales en todos las localidades.

Luis Partida, alcalde de Villanueva de la Cañada, con el bastón de mando a las puertas de su Ayuntamiento ha ganado diez legislaturas y es un histórico que quiere seguir. Foto : Cipriano Pastrano
Luis Partida, alcalde de Villanueva de la Cañada, con el bastón de mando a las puertas de su Ayuntamiento ha ganado diez legislaturas y es un histórico que quiere seguir. Foto : Cipriano Pastrano

Los populares apostarán por presentar como candidatos a los regidores que quieran seguir, pero sólo «si han hecho buena gestión». La dirección ha iniciado una ronda de entrevistas personales en todos las localidades.

Hay casi medio centenar de alcaldes en España que gobiernan en sus respectivos municipios desde las primeras elecciones democráticas. Uno de ellos es Luis Partida, alcalde de Villanueva de la Cañada y el edil popular que más años lleva al frente de un municipio con mayoría en la Comunidad. Empezó con 31 años en política, cuando se convocaron las primeras elecciones democráticas, en 1979. Ha ganado diez veces las elecciones y, 40 años después de coger por primera vez el bastón de mando de su muncipio y con 70 años, quiere seguir como candidato por el PP a la alcaldía en las elecciones del próximo mes de mayo y gobernar su consistorio por décimo primera vez, como ya ha hecho saber al partido. Él y otros alcaldes madrileños que han estado esta legislatura al frente de sus respectivos ayuntamientos. «Quiero seguir siendo alcalde, pero no depende de mí sólo porque detrás tengo un partido que tiene que decidir. Quiero continuar para mostrar firmezas frente a las políticas populistas y el quítate tú para ponerme yo», cuenta a LA RAZÓN.

Este histórico del PP asegura haber encontrado muchos sinsabores en la política. Sus años más amargos los sufrió en la época de mayor violencia de la banda terrorista ETA, cuando entonces se encontraba también al frente de la Federación de Municipios de Madrid y era diputado en la Asamblea de Vallecas pero, con todo, «he sido muy feliz ayudando a mi gente, sirviendo a mis conciudadanos y cambiando un municipio en el que cuando llegué no había ni colegios, ni instalaciones deportivas, ni centros sociales ni culturales. El Ayuntamiento contaba con un funcionario y, ahora, hay 200. Todo lo hemos hecho con esfuerzo y dedicación».

¿Cuál es la clave para mantenerse tantos años al frente de un Ayuntamiento? «La política tiene que ser servicio, querer hacer cosas por los demás... Así se triunfa y yo tengo esa vocación. Los cambios que hemos hecho en Villanueva de la Cañada no se hacen con la política del populismo y la demagogia. Antes, en el inicio de la Democracia, los alcaldes de distinto signo político coincidíamos en los mismos sitios para pedir colegios, centros de salud y ahora, en cambio, es difícil que esto ocurra, se coincide en la batalla política de los unos contra los otros... El que no tenga vocación de servicio que se dedique a otra cosa».

Luis Partida podría ser uno de los próximos candidatos del PP en Villanueva de la Cañada. De hecho, la idea del partido a la hora de seleccionar aspirantes a los próximos comicios es «continuidad entre los alcaldes que quieran seguir. Ahora bien, tienen que haber hecho unabuena gestión», puntualiza Antonio González Terol, vicesecretario de Territorial del partido que, desde julio pasado, se encarga de la secretaría de política Local y durante los últimos meses viene haciendo la labor de «head hunter» del PP.

El voto municipal es clave. Por eso «estamos haciendo un proyecto a medida, de pincel fino. Buscamos que los candidatos tengan capacidad de gestión, comunicación, conocimiento del municipio y popularidad, buscamos la experiencia y la juventud». González Terol admite que el proceso es complejo porque la selección «nunca se ha hecho en tan poco tiempo: mes y medio». De momento, ya hay algunos posibles candidatos que han comunicado al partido su deseo de continuar, como el propio González Terol, al frente de Boadilla del Monte, o Luis Partida en Villanueva de la Cañada. Otros directamente han informado de su intención de desegancharse del carro electoral, como Narciso de Foxá, alcalde de Majadahonda quien, tras 15 años en el cargo, ya ha manifestado en más de una ocasión que «hay que dejar paso a gente más joven que yo, gente con ilusión». Su ayuntamiento, además, llegó a aprobar una moción que establece un máximo de ocho años en el cargo para todos sus políticos.

Hay otro tercer grupo de alcaldes, entre los que se encuentra la primera edil de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, que no se han postulado para continuar como candidata, aunque volverían a presentarse a las elecciones si el PP lo considera. Como ella estarían algunos alcaldes del sur de Madrid.

Mientras, el Partido Popular, que gobierna en 91 de los 179 municipios, espera ganar más ayuntamientos y ha empezado a hacer entrevistas personales a posibles candidatos y a sacar conclusiones de las encuestas que ha encargado y que ayuden a despejar las dudas sobre quién será quien mejor encarne los valores del partido para así poder cerrar la lista definitiva. El objetivo es que en diciembre ya se sepan todos los nombres para iniciar una campaña en la que el peso en Madrid lo llevará Casado.