Los otros «pinchazos» de Cascallana: comidas y viajes a cargo municipal

El ex alcalde de Alcorcón gastó más de 600.000 euros en gastos de representación a cargo municipal, como comidas multitudinarias para 750 comensales por las que pagó ocho mil euros o almuerzos más comedidos para cuatro personas a más de 100 euros el tenedor.
El ex alcalde de Alcorcón gastó más de 600.000 euros en gastos de representación a cargo municipal, como comidas multitudinarias para 750 comensales por las que pagó ocho mil euros o almuerzos más comedidos para cuatro personas a más de 100 euros el tenedor.

Enrique Cascallana dejó en 2011 el Ayuntamiento de Alcorcón con una deuda que según ha confirmado el Tribunal de Cuentas ascendía a 612 millones de euros. Él aseguraba, sin embargo, que la deuda no superaba los 53 millones. Muchos le creyeron. Nadie podía imaginar que con semejante cuantía en números rojos se permitiera lujos como los que se han ido descubriendo con la entrada del PP en el Ayuntamiento que hasta entonces era socialista.

En los cuatro años de la pasada legislatura el equipo municipal del PSOE se gastó un total de 600.000 euros en gastos de representación: regalos, fiestas o cócteles multitudinarios que, según denuncia el actual Gobierno, se cargaron al erario público.

De ellos, 100.000 euros fueron en «comidas de trabajo». Algunas de ellas, en conocidos restaurantes de Madrid, a 100 o 150 euros por comensal, como puede verse en las facturas de la imagen. Lo peor, según denuncian los actuales «inquilinos» municipales es que las dejó sin pagar, por lo que a su llegada el equipo de David Pérez tuvo que abonarlas mediante el Plan de Pago a Proveedores, que puso en marcha el Estado a principios de 2012 para «sacar de los cajones» todas las facturas impagadas hasta el momento.

Otros gastos que Cascallana derivó al Ayuntamiento fueron sus conocidos viajes, tanto por el interior de España como en el extranjero. En los últimos cuatro años de su mandato municipal, el ex alcalde de Alcorcón, ahora diputado regional y senador por el PSOE, realizó un total de 38 viajes que costaron 30.350 euros al Ayuntamiento. Así, en el año 2007 realizó siete viajes que costaron a las arcas municipales 3.797 euros.

En 2008, volvió a viajar en otras siete ocasiones, esta vez por un importe total de 1.711 euros.

Pero es que al año siguiente fueron diez los viajes realizados por el alcalde alcorconero durante ocho años, por los que el Ayuntamiento tuvo que abonar 10.039 euros; en 200 fueron once las salidas del municipio a un precio total de 13.545 euros, y en 2011 hizo tres viajes por 1.258 euros.