Los «parquímetros verdes», en marcha el 1 de junio

Cobrarán según lo que contamine el vehículo y la ocupación del barrio con zona SER

A partir del 1 de junio, los parquímetros cambiarán su cara para cobrar a los vehículos según los niveles de contaminación. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció ayer que las empresas concesionarias del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) tienen hasta finales de mayo para adaptar todos los parquímetros para que la regulación del estacionamiento viario se realice con criterios basados en la emisión de contaminantes de los vehículos y los volúmenes de tráfico. Además, se ampliará hasta dos horas el máximo de estancia en la zona verde y a tres horas en la zona azul.

Botella anunció hace casi un año que los vehículos más antiguos y contaminantes tendrían que pagar más por estacionar en las zonas de parquímetros, que, además, variarán sus tarifas para todos los coches según los niveles de ocupación de las plazas de cada barrio. El objetivo es reducir los niveles de contaminación y hacer una movilidad más sostenible. Por este motivo y tras reunirse con los fabricantes de coches para adaptarse a la realidad del mercado de automóviles, se ha clasificado en cinco categorías a los vehículos según los niveles de emisión de óxido de nitrógeno. Según esta clasificación, dos de las categorías –eléctricos e híbridos– pagarán menos por aparcar, una no notará cambios en el precio y otros dos tipos de vehículo –los más antiguos y los más contaminantes– pagarán más en los parquímetros.

Según explicó el pasado mes de julio el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, durante la presentación del nuevo contrato de Movilidad que, entre otras cosas, integra la gestión del SER, el Ayuntamiento calcula que el 70% de los coches que utilizan el aparcamiento regulado pagarán un precio igual o menor por aparcar a partir de junio, según los niveles de emisión de contaminantes del actual parque automovilístico de la ciudad.

Cuestión aparte será cuando el barrio en el que se desee aparcar esté muy lleno, puesto que los nuevos parquímetros también cobrarán más dinero en las zonas en las que sea más difícil aparcar. Con todo, también se amplía el tiempo máximo de estancia que se puede abonar en cada parquímetro. A partir del 1 de junio se podrá aparcar hasta dos horas en la zona verde y hasta tres horas en la zona azul. Además, ya está en marcha en muchos barrios el servicio de pago del SER desde el teléfono móvil.

Asimismo, permanece en vigor el incremento de un 10% en las tarifas de la Zona de Bajas Emisiones que se puso en marcha el año pasado también para mejorar la calidad del aire en el centro de la ciudad. También se amplió en una hora el horario en toda la zona SER, que pasaba a prolongarse hasta las nueve de la noche. En la capital hay en torno a 170.000 plazas de aparcamiento regulado en el interior de la M-30 y también en los cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza y Carabanchel.

El nuevo contrato integral de Movilidad también incluye la gestión del control de las cámaras de acceso a las áreas de prioridad residencial, la señalización vial fija y el nuevo servicio de alquiler de bicicletas, que se pondrán en marcha el próximo mes de mayo. El consistorio madrileño se ahorrará anualmente 8,6 millones de euros gracias a este nuevo contrato lo que supondrá una cantidad acumulada de 103 millones de euros en los próximos doce años.