Los taxis podrán llevar publicidad en el exterior de sus vehículos

Desde el año pasado, los taxis podían llevar anuncios en el interior pero sólo autopublicidad en el exterior
Desde el año pasado, los taxis podían llevar anuncios en el interior pero sólo autopublicidad en el exterior

Los taxistas de la capital y de toda la región podrán poner publicidad en el exterior de sus vehículos a partir del próximo 1 de enero. La vieja reivindicación del sector se hace por fin realidad en una enmienda al proyecto de Ley de Medidas Fiscales para 2014 que ha presentado el grupo popular en la Asamblea de Madrid para ayudar a uno de los sectores más afectados por la crisis económica. Esta decisión se ha tomado de acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, que ya autorizó el pasado año la colocación de anuncios pero únicamente en el interior de los vehículos de taxi.

Según el texto de la enmienda, a la que ha tenido acceso Ep, los titulares de las licencias municipales de autotaxi «pueden contratar y colocar anuncios tanto en el interior como en el exterior del vehículo, siempre que se conserve la estética del vehículo, no se impida la visibilidad, ni se genere riesgo alguno y no se atente contra la imagen del sector». Al respecto, la medida contempla que las principales asociaciones del sector sean consultadas sobre la forma y el contenido de la publicidad.

Asimismo, los ayuntamientos tendrán dos meses para adecuar sus normas al régimen de publicidad en vehículos. De hecho, según explicaron a Ep fuentes del PP, la normativa «ha sido acordada con el Ayuntamiento de Madrid», que es el municipio que concentra más licencias de autotaxi de la región. Al respecto, el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Julio Moreno, explicó que hace dos semanas habló con el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del consistorio madrileño, Diego Sanjuanbenito, y le adelantó que se había llegado a un acuerdo para modificar la ley de forma que se permitiese la contratación de publicidad en el exterior de los vehículos.

El año pasado, el Ayuntamiento de Madrid autorizó la publicidad en su interior mediante la petición de una autorización individualizada que había que pedir cada año. Para Moreno, el avance de lograr la colocación de anuncios en el exterior llegó después de una visita del presidente del Gobierno regional, Ignacio González, a la sede de la Gremial, la asociación mayoritaria del sector. Según recordó Mariano Sánchez, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, ya comunicaron al Gobierno regional que tan sólo era necesario modificar un reglamento de la Comunidad que, en 2005, ya posibilitaba la incursión de publicidad en los vehículos.

Vieja reivindicación

Según aquella normativa, los ayuntamientos establecerían los requisitos sobre cómo serían estas campañas, lo que permitió entonces que municipios como Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Collado Villalba, Torrelodones o Aranjuez autorizasen los anuncios en sus taxis, que llevan campañas desde entonces. En Madrid, al hilo de esta nueva reglamentación, comenzó la renovación de la ordenanza para crear un nuevo marco para el sector mediante un decreto que, en 2009, contemplaba la publicidad en los taxis durante un mínimo de tres meses por campaña y para un máximo de 500 coches. Sin embargo, los taxistas rechazaron estas condiciones, especialmente en cuanto al número de vehículos, ya que hay más de 15.000 licencias en la capital. Las negociaciones al respecto avanzaron lentamente y en 2011 se los autorizó a autopublicitarse.