Los vecinos se movilizan contra los 90 días de alquiler turístico

Reclaman que el Plan General del 97 ya obliga a tener un acceso independiente en edificios residenciales de Centro.

Los vecinos de los barrios de Centro denuncian que los turistas que escogen alojarse en VUT buscan también comercios y restauración baratos, no de calidad
Los vecinos de los barrios de Centro denuncian que los turistas que escogen alojarse en VUT buscan también comercios y restauración baratos, no de calidad

Reclaman que el Plan General del 97 ya obliga a tener un acceso independiente en edificios residenciales de Centro.

En el último pleno del Ayuntamiento de Madrid se aprobó el Plan Especial de Hospedaje que restringe la actividad de las Viviendas de Uso Turístico (VUT) y les obliga a tener una licencia y un acceso independiente, si alquilan su piso durante más de 90 días al año. Una normativa que las asociaciones del sector, como Madrid Aloja, ya anunciaron que van a recurrir. Sin embargo, no son los únicos en contra de ella.

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos Madrid Centro también se opone al Plan Especial que, si bien en general aprueba, consideran que no debería permitir ni siquiera 90 días de hospedaje a este tipo de pisos que, critican, están «cutrificando» sus barrios. Así, denuncian que el Plan Especial de Hospedaje que ha aprobado el equipo de Gobierno de Manuela Carmena incumple la propia normativa municipal a la que podrían haberse acogido para poner coto a las VUT.

En concreto, señalan que el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) de 1997 «ya exige entrada independiente para todas las actividades de uso terciario de hospedaje en edificios Residenciales del Centro de Madrid», por lo que consideran que la desidia en la inspección de las VUT es amparar el «fraude de ley» que cometen los propietarios de este tipo de viviendas.

«El uso urbanístico residencial de nuestros edificios lo es los 365 días del año, no es que el PGOUM deje de aplicarse y tener efecto durante un determinado número de días al año», reclaman. Además, recuerdan que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aprobó en 2014 un decreto de casas turísticas que obligaba a que este tipo de arrendamiento fuese de al menos cinco días para tener autorización.

Para denunciar esta situación, desde la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos Madrid Centro –que integra a Acibu, Austrias, Cavas, Chueca, Avecla, Barrio de las Letras y Aveplama–, explican que no van a interponer un pleito ante los tribunales porque no cuentan con recursos suficientes, sin embargo, sí van a realizar movilizaciones para reclamar al Ayuntamiento de Madrid que cumpla con la legalidad que están soslayando en el Plan Especial de Hospedaje.

En este sentido señalaron que las movilizaciones serán similares a las que hace habitualmente la plataforma Sos Malasaña, que también ha denunciado la invasión de los pisos turísticos así como otros problemas del barrio como el botellón, la suciedad o el destrozo de las calles y los incumplimientos del ruido por las terrazas.

Según explican desde la Coordinadora, sus reclamaciones se refieren a dos problemas graves que están viviendo en sus barrios. El primero es que el Centro se está vaciando de vecinos y se «cutrifica», puesto que apuntan a que los turistas que eligen este tipo de alojamientos baratos no buscan un comercio y restauración de calidad. El segundo se refiere a los problemas individuales de los propios vecinos que, en algunos casos, confiesan sentirse «acorralados» por los propietarios de los VUT.

«No queremos que nos echen de nuestras casas, porque las viviendas de uso turístico significa meter el desmadre que ya hay en las calles, porque aquí se salta la ley todo el mundo empezando por las terrazas con el ruido», insisten y esperan que las movilizaciones contribuyan a visibilizar el problema y que la nueva Corporación municipal aplique la normativa existente.