Madrid

Macron quiere aplicar en Francia la forma madrileña de enseñar inglés

El programa bilingüe se ha tomado como referencia para elevar el nivel de los niños franceses.

El programa bilingüe se ha tomado como referencia para elevar el nivel de los niños franceses.

Publicidad

El modelo de bilingüismo madrileño se ha convertido en referencia para el Gobierno francés, que andaba buscando soluciones después de que una encuesta europea dejara malparado su sistema educativo en lo que afecta a la adquisición de competencias en inglés de sus estudiantes. «La embajada francesa nos comunicó que una inspectora tenía el encargo de venir a ver el funcionamiento de nuestro sistema bilingüe y visitamos varios centros como el IES San Isidro o el Nuestra Sra de la Paloma», explica Ismael Sanz, Director General de Innovación, Becas y Ayuda a la Educación de la Comunidad de Madrid. Después de una ronda de visitas por distintos países europeos, «un reciente informe encargado por el Ministerio de Educación francés aconseja aplicar nuestro programa bilingüe al sistema educativo galo», añade Sanz.

Así, entre las principales recomendaciones del informe figuran la de incentivar el inglés oral desde Primaria y elegía aspectos del modelo madrileño, como los auxiliares nativos de inglés, la formación del profesorado fuera de España, la creación de secciones europeas o la creación de la figura del coordinador de idiomas en los centros. Según el responsable de educación madrileño, a los inspectores del país vecino «les ha gustado especialmente que nuestros centros desarrollen actividades en inglés más allá de las puramente académicas, como que haya representaciones teatrales en inglés, coros... o que los profesores viajen a realizar cursos de perfeccionamiento a países de habla inglesa». Y es que el programa de bilingüismo madrileño, que se puso en marcha hace tres lustros, ha permitido que los alumnos de la Comunidad adquieran un nivel muy alto en comparación con los niños franceses. Según los datos de Educación, el 72% de los alumnos de 15 años tienen, como mínimo, un nivel B1, es decir, hablan la lengua de Shakespeare con fluidez y tienen un manejo importante. Estudios recientes permiten constatar que los alumnos que cursan estudios en los institutos públicos que aplican el programa de enseñanza bilingüe, no sólo sacan mejores notas en inglés que los que van a centros públicos no bilingües, sino que también sus calificaciones son mejores en otras asignaturas, como Lengua o Matemáticas.

La próxima visita que espera Educación es la de una delegación de Taipei (China) y otra de la OCDE.