Libros

Madrid 2020 vende en Rusia crecimiento económico

En San Petersburgo hablaron el presidente de Madrid'20, Alejandro Blanco; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz; la miembro del COI Marisol Casado, y los directores de la candidatura, Víctor Sánchez y Theresa Zabell
En San Petersburgo hablaron el presidente de Madrid'20, Alejandro Blanco; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz; la miembro del COI Marisol Casado, y los directores de la candidatura, Víctor Sánchez y Theresa Zabell

La presentación de Madrid 2020 ante la cúpula del deporte en San Petersburgo tenía un mensaje muy claro y contundente: nada queda al azar. La candidatura madrileña es sólida en todos los aspectos, incluido el financiero en estos tiempos turbulentos, puesto que España mostrará signos de crecimiento el próximo año. Y para demostrarlo, los seis ponentes que ayer defendieron las cualidades de la capital en la feria Sportaccord que se celebra en la ciudad rusa presentaron un aluvión de cifras y datos que demuestran que Madrid está ya preparada para organizar los Juegos Olímpicos.

La primera en recordar el trabajo que ya se ha hecho en la ciudad de cara a los Juegos fue la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que explicó que, en los últimos 10 años, se han invertido cientos de millones de euros en equipamiento deportivo e infraestructuras. El soterramiento de la M-30, la ampliación de Metro e instalaciones novedosas como la Caja Mágica son parte del legado que las anteriores candidaturas, en 2012 y 2016, reseñaban en sus dossieres.

Precisamente sobre la experiencia en la carrera olímpica habló el presidente de la candidatura y del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. «Es el momento de mostrar al mundo que los Juegos son una inversión sólida y con resultados garantizados para países que se han preparado para ello durante años», señaló Blanco, que recordó la fuerte inversión que se ha realizado en aspectos fundamentales como la capacidad hotelera y que el 80% de las infraestructuras necesarias para los Juegos ya están terminadas.

Junto al trabajo ya ejecutado, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, aportó las grandes cifras que disiparán cualquier duda sobre la capacidad de Madrid y de España para afrontar ese 20% pendiente. Según un estudio reciente, los Juegos Olímpicos de la capital española necesitarán 1.940 millones de inversión de aquí a 2020, uno de los presupuestos más bajos de la historia del Comité Olímpico Internacional (COI) y el primero que es inferior al presupuesto de organización que está fundamentalmente sufragado por patrocinios privados e ingresos televisivos, en lugar de por dinero público.

Es más, García-Legáz aludió a un estudio reciente que señala que el impacto de los Juegos en la capital será de 5.000 millones de dólares, que incidirían en el PIB español, la creación de 75.000 puestos de trabajo directos y el aumento del número de turistas en 800.000 personas. «Las mayores turbulencias financieras han pasado ya. España está entrando en un periodo de crecimiento, algo en lo que coinciden todos los analistas, y durará desde 2014 al menos hasta 2018, último ejercicio analizado», afirmó el secretario de Estado de Comercio.

Del mismo modo, el consejero delegado de la candidatura, Víctor Sánchez, recordó que no todo es economía. «España ha brillado con luz propia en la organización de grandes eventos deportivos durante los últimos años», aseveró y señaló que la experiencia española en este tipo de eventos es «ya una tradición». En la misma línea, la directora de relaciones internacionales de Madrid 2020, Theresa Zabell, recordó que en la última década nuestro país ha albergado 77 campeonatos del mundo y 85 de Europa.

«El legado de Madrid no está en unos planos, está ya sobre el terreno», añadió Sánchez. En este sentido, uno de los tres miembros españoles del Comité Olímpico Internacional, Marisol Casado, explicó que Madrid no necesita adaptar los Juegos a la ciudad. «Hemos adaptado la ciudad a los Juegos, y no al contrario; eso es algo nuevo, único», señaló.