Madrid

Madrid: la mayor derrota de Cs frente a un Vox imparable

El PSOE empata a diputados con el PP, Los naranjas pasan de segunda a quinta fuerza y el partido de Monasterio asciende a la tercera

Publicidad

El PSOE gana las elecciones en Madrid, aunque pierde fuerza y se queda a escasa distancia del PP, con el que empata en diputados. Los populares logran remontar puestos, mientras que Vox se dispara gracias al descalabro de Cs, que cosecha el peor de los resultados que podía imaginarse. Es más, en Madrid sufre el mayor descenso de toda España en porcentaje de votos (11,9 puntos menos), solo después de Murcia (12,1) y a la par que Aragón, hasta el punto de pasar de segunda a quinta fuerza política.

Errejón es otro de los grandes perjudicados, que no logra despegar con Más País, mientras que Podemos logra resistir, aunque debilitado. Los errores de estrategia del partido de Albert Rivera a nivel nacional arrastran a Cs en la Comunidad de Madrid a unos pésimos resultados, donde ha conseguido el 9% de los sufragios y 3 escaños, frente a los ocho de la convocatoria de abril, donde obtuvo el 20,9% de los votos. Los naranjas sufren en apenas siete meses los efectos de la ley del péndulo. Si en las generales de abril cosecharon un resultado inesperadamente bueno hasta el punto de lograr el «sorpasso» al PP y convertirse en la segunda fuerza política, ahora padecen el mayor de los descalabros por la sangría de votos que pierde: casi medio millón.

El cordón sanitario de Rivera al PSOE podría haber pasado factura a los naranjas en la región, donde no parece que haya influido el hecho de que Ciudadanos haya pasado a formar parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid, donde su candidato, Ignacio Aguado, ocupa la vicepresidencia como socio de gobierno de los populares. Así, Albert Rivera no rentabiliza en las urnas los seis meses de Gobierno con los populares, donde el más importante de los anuncios han sido las rebajas fiscales que se pretenden hacer y que podrían colocar a la Comunidad como una de las regiones con menor presión fiscal.

El gran triunfador de la noche fue Vox por el «subidón» de votos tras atraer la desbandada de sufragios de los naranjas y a los descontentos del PP, críticos con la corrupción. Así, consigue convertirse en tercera fuerza política al obtener el 18,34% de los votos y pasar de cinco a siete escaños. Unos resultados más que buenos en apenas siete meses desde las anteriores elecciones generales, cuando se hizo con el 13,5% de los sufragios. En esta ocasión, a los de Abascal les ha favorecido en Madrid el viento de cola que ha traído a la formación a nivel nacional por el conflicto independentista.

Publicidad

Los resultados del PSOE en toda España prácticamente se replican en la Comunidad. Consigue ser la fuerza más votada al obtener 948.048 votos, que suponen el 26,8% de los sufragios y que se traducen en 10 diputados, pero pierde un diputado con respecto a los anteriores comicios y más de 80.000 votos.

El PP se queda a un paso de igualar al PSOE por un puñado de votos tras conseguir 879.090 votos (24,92%), que le proporcionan los mismos diputados que el PSOE: 10 en total. Logra remontar y pasar de tercero a un segundo puesto después de que en las últimas elecciones y, tras 32 años, Madrid dejara de ser un feudo histórico para los populares y el PSOE ganara las elecciones. En Madrid es el partido que más sube si analizamos los votos obtenidos en los últimos tres últimos comicios. En abril obtuvo 705.000 votos; en mayo, 720.000; ayer superó los 875.000. Es decir, obtuvo 175.000 votos más que en las últimas generales. En el Senado, PP y PSOE también empataron a dos escaños.

Publicidad

Otro de los perdedores de la jornada fue Errejón, que debilita a Podemos, pero no barre a la formación de Pablo Iglesias. Es más, no ha logrado, ni de lejos, el mismo impacto que consiguió cuando se presentó con la marca Más Madrid a las elecciones autonómicas y municipales. Entonces se convirtió en cuarta fuerza política. Ahora, es la sexta. En esta convocatoria ha perdido 250.000 votos por el camino con respecto a las autonómicas. Los resultados permiten constatar que el peso de esta formación se centra en Madrid, aunque con escuálida representación, ya que sólo ha logrado dos diputados al cosechar el 5,64% de los votos.

Podemos, en cambio, resiste aunque algo más debilitado al perder un diputado y pasar de 6 a 5 con respecto a las últimas generales. Obtiene el 13% de los votos (458.105) y sigue como cuarta fuerza política. Remonta si se compara con el descalabro que sufrió en las autonómicas, cuando se quedó con 7 escaños tras perder veinte.

Mientras, la participación en Madrid bajó del 75,46% al 74,54%.