Más de 100.000 viviendas en el sureste frente a las 53.000 que prometió Carmena

Se pone en marcha la planificación inicial de los desarrollos del sureste. La mitad de las casas serán tasadas.

Los plazos para el desarrollo de las urbanizaciones se acometerán por fases. Se está construyendo ya en El Cañaveral y próximamente en Los Berrocales. Foto: Jesús G. Feria
Los plazos para el desarrollo de las urbanizaciones se acometerán por fases. Se está construyendo ya en El Cañaveral y próximamente en Los Berrocales. Foto: Jesús G. Feria

Se pone en marcha la planificación inicial de los desarrollos del sureste. La mitad de las casas serán tasadas.

El Ayuntamiento de Madrid va a retomar la planificación inicial de los desarrollos del sureste, lo que supone la construcción de las 105.000 viviendas previstas en el plan aprobado en 1997. Además la mitad de las casas tendrán un precio tasado para crear «bolsas de viviendas asequibles» ante los altos precios.

De esta manera, el Consistorio retirará el recurso interpuesto por la anterior corporación municipal dirigida por Manuela Carmena que pretendía, con su plan director, reducir a la mitad la construcción de viviendas, hasta las 53.000. Además, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ya había anulado el plan de la anterior alcaldesa ante el recurso que interpusieron las Juntas de Compensación de las urbanizaciones de Valdecarros, Los Berrocales y Los Cerros por considerar que aquel plan «amenazaba» los derechos urbanísticos de los propietarios.

El delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ambos de Ciudadanos, se reunieron con las Juntas de Compensación para acercar posturas. Tras el encuentro afirmaron que «se han hecho las paces» y que se inaugura «una nueva fase de entendimiento, seguridad jurídica y certidumbres». En ese sentido, desde el Gobierno municipal destacaron que no se puede perder «ni un solo minuto» en atajar el problema de la vivienda y por ello se acelerarán los plazos.

Por su parte, la vicealcaldesa destacó que los desarrollos del sureste suponen «la mayor bolsa de vivienda asequible» de Europa al contar con cerca de 55.000 viviendas a precio tasado. Asimismo, culpó del ascenso en los precios de los alquileres al «intervencionismo» del anterior Gobierno municipal de Carmena, que, a su juicio, anteponía sus «servidumbres ideológicas» al interés general.

De esta manera, el nuevo ejecutivo de la capital defiende que con su gestión los madrileños se ahorran los 1.400 millones de euros que se prevé que hubiera costado las exigencias de las Juntas de Compensación de las urbanizaciones.

Con respecto a los plazos, Villacís señaló que se acometerán por fases debido a que poner a disposición de la ciudadanía las 105.000 viviendas a la vez no sería «absorbible» por la ciudad. De hecho, ya se están construyendo los primeros pisos en El Cañaveral y se acometerán próximamente los de la urbanización de Los Berrocales. Le seguirán los desarrollos urbanísticos de Los Cerros, Valdecarros y Ahijones.

El presidente de la de Valdecarros, Luis Roca de Togores, celebró las disposiciones del nuevo Gobierno y que «les dejen trabajar» porque entienden que hacer inmuebles para vivir en Madrid es «una urgencia social» ante los actuales «precios inasumibles» y tras cuatro años en los que «no les han dejado hacer».

En otra dirección fue el concejal de Más Madrid, José Manuel Calvo, quien lamentó que con el Gobierno municipal «vuelva la barra libre» en el urbanismo. «PP y Ciudadanos vuelven a la política en la que no es el Ayuntamiento quien controla el crecimiento sino los propietarios privados de los suelos». Además, subrayó que Carmena planteó «soluciones para hacer viable el sureste» revisando planes más avanzados, como los de Los Berrocales y los Ahijones.