Actualidad

Navalcarnero, Móstoles y Alcalá tendrán la mayor oferta de alquiler barato

Los primeros pisos, que se construirán en suelo público, se entregarán al final de la Legislatura y podrán acceder a ellos quienes no tengan otra casa y acrediten unos ingresos anuales por unidad familiar entre 18.000 y 52.000 euros.

Los primeros pisos, que se construirán en suelo público, se entregarán al final de la Legislatura y podrán acceder a ellos quienes no tengan otra casa y acrediten unos ingresos anuales por unidad familiar entre 18.000 y 52.000 euros.

Publicidad

La tasa de acceso al alquiler de una vivienda en la Comunidad de Madrid es ligeramente superior a la media nacional, concretamente un 26,6 por ciento frente al 23,9. Y en los próximos años es muy probable que vaya en aumento porque la región ha dado ya el pistoletazo de salida a la construcción de nuevas viviendas para que puedan ser alquiladas a un precio entre un 40 y un 50 por ciento más baratas que el de mercado.

El proyecto ya está expuesto y publicado y se ha iniciado la tramitación del decreto que regulará la adjudicación de estos pisos que estarán repartidos por toda la Comunidad. Esto significa que, al final de estos cuatro años de Legislatura, habrá 15.000 viviendas más destinadas al alquiler. El objetivo es que en ocho años haya 25.000 disponibles dentro lo que se conoce como «Plan Vive Madrid».

¿Dónde estarán situadas? La Consejería de Vivienda y Administración Local tiene suelo identificado en 43 municipios de la Comunidad de Madrid, aunque la idea es que se vayan sumando más localidades a lo largo de los próximos meses y años. De ahí que hayan decidido elaborar un mapa (ver infografía) con el número de viviendas y ubicación concreta donde se levantarán cada una de ellas. Así, por ejemplo, Navalcarnero estará a la cabeza de municipios de la Comunidad donde habrá, por el momento, más opciones de alquiler ya que hay planificadas 1.827 viviendas. Le sigue Móstoles (1.352), Alcalá de Henares (1.048), Getafe (1.029), Boadilla del Monte (951), Alcorcón (900) y Colmenar Viejo (845). Lo cierto es que las obras está previsto que se desarrollen en 18 meses como máximo.

¿Quiénes podrán acceder a ellas? Los requisitos que se exigirán serán no contar con otra vivienda en propiedad, ser español o extranjero con residencia legal en España y con un nivel de renta aproximado entre el 2,5 Iprem y el 7 de toda la unidad familiar o de convivencia, lo que equivaldría a declarar unos ingresos anuales por hogar de entre 18.700 y 52.600 euros como máximo.

Publicidad

Los pisos estarán destinados a jóvenes de entre 25 y 35 años, mayores de 65 y familias numerosas, así como otros colectivos como personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personas con discapacidad o víctimas del terrorismo.

Publicidad

El suelo en el que se levantarán todos estos nuevos inmuebles es de titularidad pública, de ahí la rebaja en el precio de los alquileres. Saldrá a licitación mediante concesión administrativa. De hecho, «lo que se pretende es no repercutir totalmente el valor del suelo en el canon de explotación de los edificios de arrendamiento», aseguran desde la Consejería de Vivienda.

La iniciativa «Plan Vive Madrid» es fruto de la colaboración público-privada y contará con 1,2 millones de metros cuadrados en 43 municipios y una inversión de 1.350 millones de euros. Y es que las obras las ejecutarán promotoras privadas. Ellas serán las que se ocupen de la construcción de las edificaciones y después, las que se encarguen de explotar el alquiler de las distintas promociones en un determinado margen de tiempo que está por determinar aún. Cuando finalice, «tanto el suelo como la edificación se integrarán en el patrimonio de viviendas de la Comunidad de Madrid», explica un portavoz.

Conseguir una importante oferta de vivienda asequible es una de las principales medidas del programa de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso a la vista de que es una preocupación ciudadana. De hecho, el consejero de vivienda, David Pérez, inició ya en agosto el primer encuentro con el presidente de la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (Concovi) y de la Federación de Cooperativas de Vivienda de la Comunidad de Madrid (Fcvcam), en la que ya se expusieron los objetivos del Gobierno regional. El plan pretende ofrecer a los madrileños más vivienda y, en consecuencia, ayudar a contener el alza de los precios de mercado, según ha explicado el consejero de Vivienda en más de una ocasión.

Madrid es, no obstante, la región con más edificaciones protegidas de España. Una de cada seis de España se encuentra en la región. En 2018 se iniciaron más de 75.000 viviendas nuevas en nuestro país, de las cuales casi 12.000 lo fueron en régimen de protección pública. De éstas más de 75.000 nuevas casas, 22.340 se iniciaron en la región madrileña, lo que supone casi el 30 por ciento de obra nueva. 4.942 se realizaron en régimen de protección, lo que indica que el 41,6 por ciento del total nacional de vivienda protegida nueva construida en España se ha iniciado en la Comunidad de Madrid, según la información facilitada por el Gobierno regional.

Por otra parte, en materia de alquiler, Madrid cuenta con lo que se denomina Plan Alquila, que se inició en el año 2008. Desde ese año se han acogido más de 125.000 personas, y en total se han suscrito 89.741 contratos, según datos de la Consejería. «Esta fórmula ha facilitado a las personas con rentas más bajas de la región obtener arrendamientos de hasta un 12,3 por ciento más bajos que los precios de mercado», según Pérez.

Otro de los problemas que el consejero va a tratar de atajar es el de la ocupación. Para ello, están trabajando en un plan conjunto con los ayuntamientos.

Publicidad