Peironcely10: museo de bombardeos

Fotografía de Robert Capa de la casa de la calle Peironcely 10 en la que se observan los restos de metralla en la fachada

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid iniciará hoy el proceso de expropiación de la casa de la calle Peironcely 10, en el distrito de Vallecas –que inmortalizó el fotógrafo húngaro Robert Capa durante la Guerra Civil española– toda vez que los cuatro grupos del Consistorio dieron ayer su apoyo al proyecto presentado por la plataforma «SalvaPeironcely10» para crear en el inmueble el «Centro Robert Capa para la interpretación de los bombardeos aéreos de Madrid».

«La finalidad del proyecto es que el visitante pueda comprender lo que sucedió allí», comenta a LA RAZÓN el coordinador de la plataforma, José Manuel Uría. «Recordar lo que era, una casa humilde de la época que sufrió los experimentos de los bombardeos de terror que luego se pondrían en práctica durante la Segunda Guerra Mundial». La propuesta incluye «recuperar la fachada de ladrillo visto», que aparece en las fotos de Capa y que «conserva los restos de metralla, ocultos recientemente bajo capas de yeso y pintura hechas por el actual dueño, para darle la apariencia original». Igualmente se recuperarán otros elementos como los «quita barros» de la entrada además de retirar elementos añadidos, como los aires acondicionados. La actuación en el interior propone, respetando la estructura actual, una sala de exposiciones, una sala de proyecciones y conferencias, la recreación de una vivienda del momento, así como otros elementos que permitan conocer como era la vida de sus habitantes, tales como una de las antiguas letrinas compartidas.

Uría, al igual que todos los grupos municipales, ha mostrado su preocupación por la situación de los actuales inquilinos de la vivienda, ya que hay pendientes de ejecución órdenes de desahucio, pues el proceso hasta la aprobación del expediente de expropiación, lo que daría derecho de realojo a los vecinos, podría durar hasta el próximo febrero y los desahucios se producirían entre septiembre y octubre de este año.

Así, hoy se abordará el expediente de protección y cambio de uso, de residencial a dotacional cultural, modificándose el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) siguiendo el mismo proceso que en el caso de Velintonia, la casa del poeta Vicente Aleixandre, trámite que permitirá incluir la vivienda en el Catálogo de Bienes Municipales Protegidos y desplegar ayudas individualizadas para los inquilinos, entre los que hay varias familias con niños menores.

Este proceso se inició en julio de 2017, cuando la concejal del PSOE, Mar Espinar, propuso la inclusión del inmueble en la lista de bienes protegidos y a continuación Pedro Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, anunció la expropiación de la casa.