Transparencia: la hora de retratarse

El PP anuncia que publicará en su web el historial laboral y la renta de sus ediles. Carmena dice que colgará la declaración de bienes que todos los concejales hicieron en junio y que dice que el PP quiere ahora rehacer

Carmena participó ayer en un diálogo con Francesco Tonucci
Carmena participó ayer en un diálogo con Francesco Tonucci

Tras protagonizar la campaña electoral de mayo, el debate en torno a la transparencia de los cargos públicos acapara buena parte de las conversaciones que los partidos mantienen en estos días en Cibeles. Reuniones contrarreloj porque antes del 30 de noviembre todos los concejales del consistorio deberán haber publicado sus declaraciones de bienes e intereses. Así fue aprobado por el Pleno en septiembre, pero el acuerdo no está resultando nada fácil. La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, adelantó el jueves la posibilidad de que finalmente existan distintos «niveles de transparencia» para asegurar, a continuación, que el PP es el que quiere una mayor limitación en los datos publicados.

Tras estas declaraciones, la portavoz del PP, Esperanza Aguirre, movió ayer ficha. Anunció que tanto ella como los otros 20 ediles de su bancada colgarán en la web del grupo una declaración de transparencia más amplia que la exigida por el Pleno. Junto a los bienes y actividades, también harán públicas las declaraciones de la renta de los últimos cuatro años «especificando la base liquidable y cuánto han pagado». Asimismo, estos documentos darán cuenta del historial laboral de cada edil, las subvenciones percibidas, sus titulaciones, las empresas en las que han trabajado y los antecedentes penales. El objetivo de esto, señalan desde el PP, es dar una imagen de transparencia de los concejales, pero no sólo del último año. Buscan además convertirse en el grupo municipal que más datos ponga a disposición de los madrileños: «Lo que no queremos es el cotilleo puro y duro», señalan fuentes populares para argumentar por qué quieren ir más allá de la mera publicación de los bienes inmuebles y los ahorros de cada edil.

La visión del Gobierno de Carmena de lo que está pasando en estas negociaciones es muy distinta. Tal y como aprobaron en el Pleno, el delegado de Participación Ciudadana, Pablo Soto, ha planteado la necesidad de publicar las declaraciones de bienes e intereses que los concejales presentaron ante la Secretaría General del Pleno al tomar posesión de su acta en el mes de junio. Una posición con la que están de acuerdo PSOE y Ciudadanos. Esos documentos, que permanecen guardados en una caja fuerte, informan de las cuentas bancarias y del saldo, de las acciones en empresas, los bienes inmuebles, las hipotecas, vehículos y otras posesiones, además de la actividad laboral que cada cargo electo tenía al llegar al Ayuntamiento.

Seguridad y privacidad

Dentro de la Dirección General de Transparencia, el servicio de Protección de Datos, integrado por funcionarios municipales, ya ha informado a los grupos de los campos que habría que ocultar en las declaraciones guardadas bajo llave para garantizar la seguridad y privacidad de los 57 concejales. Estos campos a ocultar tienen que ver, por ejemplo, con datos personales como el DNI o detalles como la referencia catastral que permite conocer la ubicación exacta de una vivienda u otro bien inmueble. Todas estas precauciones permitirían, asegura Soto, publicar «las declaraciones ya existentes y que obran en poder del secretario general del Pleno».

Sin embargo, el delegado de Participación sostiene que el Partido Popular es partidario de hacer unas declaraciones nuevas. La redacción desde cero de estas declaraciones al margen de las guardadas en la caja fuerte choca con la posición de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. Además, desde el Gobierno municipal apuntan que «hacer unas declaraciones nuevas podría ser terrible para la imagen de la institución». Con este escenario de posturas enfrentadas, la opción que cobra fuerza es que cada grupo decida libremente qué hacer. Si el acuerdo no se produce, se dará la opción de publicarlas de las dos formas: transcribiendo las que se entregaron en junio o haciendo una nueva. «Si no han cambiado desde junio, no hay motivos para hacer una nueva, aunque no vamos a imponer nada a los demás concejales», insisten fuentes municipales.

Lo que defiende cada grupo

- Ahora Madrid quiere que los concejales publiquen las declaraciones de bienes e intereses que entregaron en junio al secretario del Pleno y fueron guardadas bajo llave.

- El PP quiere publicar unos documentos nuevos que incluyan –además de los bienes y las actividades– la renta, el historial laboral y los antecedentes penales.

Los sueldos sin rebajar un mes más

Ya se ha convertido en costumbre preguntar a Rita Maestre cada mes si en el próximo pleno su partido promoverá la propuesta de rebajarse los sueldos para cumplir así su programa electoral. Y la respuesta, en esta ocasión, para el pleno que tendrá lugar el miércoles, también fue «no». Carmena y sus 19 ediles seguirán percibiendo sus nóminas de manera íntegra un mes más, por encima del límite ético fijado que se autoimpusieron: cuatro veces el salario mínimo interprofesional. «No hay una decisión jurídica firme al respecto. Estamos todavía evaluando cuáles son las posibilidades de una bajada diferenciada de sueldos y que nos expliquen de qué forma podemos llevarla a cabo», asegura Rita Maestre esta semana.