Agricultura muestra que el pistacho es un cultivo rentable en los campos murcianos

La rentabilidad de su cultivo se ha demostrado tras cinco años de ensayos en una finca experimental del Noroeste. Lo importante es elegir la variedad adecuada

Uno de los pistacheros del Centro de Demostraciones Agrarias ubicado en Caravaca de la Cruz. LA RAZÓN
Uno de los pistacheros del Centro de Demostraciones Agrarias ubicado en Caravaca de la Cruz. LA RAZÓN

La rentabilidad de su cultivo se ha demostrado tras cinco años de ensayos en una finca experimental del Noroeste. Lo importante es elegir la variedad adecuada

Elegir la variedad adecuada es fundamental para que el cultivo de pistacho sea rentable en los campos de la región. Así se ha demostrado tras cinco años de ensayos realizados por al Consejería de Agricultura en el Centro de Demostración Agraria Las Nogueras de Arriba, en Caravaca de la Cruz.

En esta finca se ha celebrado una Jornada técnica sobre el comportamiento de diferentes variedades de pistacho bajo riego, en cultivo normal e intensivo, con resultados prometedores.

El consejero, Antonio Luengo destacó que el pistacho puede ser un cultivo rentable si se produce en zonas adecuadas, como las comarcas del Altiplano y Noroeste, y se eligen bien las variedades. Si bien las producciones suelen ser ligeramente menores que en el caso del almendro de regadío, los precios del pistacho triplican ampliamente los de la almendra más cotizada.

Los resultados indican que hay variedades de pistachero, como Sirora, capaces de dar producciones que se acercan a las del almendro, con la diferencia de que su poda es más sencilla y barata, requiere menos tratamientos fitosanitarios y los gastos de agua y abono están por debajo de la mitad de los de cualquier otro cultivo frutal de regadío. La variedad Sirora destaca este año sobre otras variedades, con más de 1.200 kilos de pistacho seco por hectárea, con los mayores porcentajes de frutos abiertos, el menor número de frutos no comerciales y un tamaño de fruto mediano-grande.

El ensayo del pistacho ocupa una superficie demostrativa de 0,7 hectáreas, en una de las 14 parcelas experimentales de este Centro, encargado de mostrar técnicas de cultivo novedosas, así como cultivos alternativos y variedades más rentables.

En España hay 25.000 hectáreas de pistacho plantadas y en la Región 695.