El PP ve «impensable» la dimisión de Sánchez

Los populares insisten en que no se trata de una imputación por corrupción, mientras la oposición planea una moción de censura

El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ayer ante los medios
El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ayer ante los medios

Los populares insisten en que no se trata de una imputación por corrupción, mientras la oposición planea una moción de censura

El Partido Popular de la Región dejó claro ayer que no existe motivo alguno para que se produzca la dimisión del presidente Pedro Antonio Sánchez, después de que fuese citado a declarar en calidad de investigado el 6 de marzo por el caso Auditorio. «No hay motivos ni para su cese o sustitución, porque no hay delito de corrupción política, por lo que es impensable la disolución del Parlamento regional y la convocatoria de nuevas elecciones».

Así lo cercioró el diputado regional del PP, Francisco Jódar, quien recordó que la imputación no se produce hasta que se abre juicio oral «por lo que no se está incumpliendo el pacto de investidura con Ciudadanos (Cs)».

También salió en su defensa el portavoz regional, Víctor Martínez, quien incidió en que el PP «es un partido justo que defiende a inocente», y recordó que la citación es por una denuncia socialista apoyada por Podemos, cuya estrategia se basa en la persecución y «cacería» contra el PP y Sánchez.

Desde la formación naranja, el portavoz regional, Miguel Sánchez, recordó el acuerdo de investidura y anunció que «hoy es el día en el que el presidente ha sido llamado a declarar en calidad de investigado, por lo que llegado el momento, debe dimitir por responsabilidad y coherencia».

En este sentido, expresó su deseo de que el presidente «cumpla el compromiso y se marche, se eche a un lado y busque a un sustituto para que la Región siga teniendo estabilidad y gobernabilidad».

En esta misma línea se expresó el secretario general del PSOE murciano, Rafael González Tovar, quien tras conocer la citación del TSJ, exigió a Sánchez su dimisión «inmediata», y que cumpla su compromiso «tanto con la ciudadanía como con su socio, Ciudadanos».

Así, incidió en que si estos dos acuerdos «no produjeran el efecto que tienen que producir, o se genera un enrocamiento excesivo, los grupos de la oposición tendrían que hablar y tomar las medidas políticas correspondientes, porque esta situación no puede quedar impune».

De esta forma, precisamente, lo ratificó en su comparecencia el líder de Podemos regional, Óscar Urralburu, quien anunció nada más saltar la noticia que iniciará una ronda de consulta con los grupos parlamentarios para promover una moción de censura contra el presidente.

«Vamos a impulsar cuantas fórmulas estén en nuestra manos para forzar la salida de Sánchez del Gobierno regional», y aclaró que no sólo buscará apoyo en los grupos que tienen representación parlamentaria en la Asamblea, sino también en Izquierda Unida y Equo. «Esta situación es insostenible desde ya y no hay ningún tipo de tregua». Y advirtió que, si Cs no retira el apoyo «de manera inmediata», será cómplice de «este Gobierno de vergüenza».