Familia lucha por frenar la violencia doméstica en menores

En septiembre se pondrá en marcha un programa de atención psicológica

El Gobierno de la Región de Murcia, entre algunos de los proyectos impulsados desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, prepara la puesta en marcha a partir del próximo mes de septiembre, un programa de Atención a Menores víctimas de Violencia de Género, dirigido a los hijos e hijas de mujeres maltratadas que hayan estado expuestos o hayan sufrido directamente dichas situaciones agresivas en territorio regional.

Este recurso de atención psicológica se enmarca en la Red Regional para las víctimas de malos tratos, y ofrece a los menores un programa de intervención sin límite de sesiones, con el que se pretende «eliminar las secuelas negativas del maltrato en los más pequeños así como los patrones de comportamientos disfuncionales del mismo».

Así lo explicó la directora general de Mujer, Alicia Barquero, quien informó que la asociación «Quiero Crecer» atendió, durante el primer semestre de este año, a un total de 524 menores, lo que refleja un comportamiento negativo en torno a la prevención ya que han aumentado en 108 con respecto al pasado 2015.

Por ello, el Gobierno regional tiene previsto incrementar su presupuesto para acabar con esta lacra, ya que el pasado año la dotación era de 80.000 euros, pero con la participación de fondos del Ministerio, la cifra total a invertir en este programa asciende a cerca de 110.000 euros.

«Con este incremento se va a poner en marcha un servicio de atención itinerante y comarcalizado por toda la Región, llegando a zonas como el Alto y Bajo Guadalentín, Altiplano, Noroeste, Cartagena-Mar Menor y Oriental».

Unidad itinerante

El proyecto previsto para el próximo mes contará además de una unidad itinerante de atención psicológica dirigida a los menores, con el fin de dejar de ser un servicio únicamente centralizado en Murcia.

De este modo, se ofrece a las mujeres que no puedan desplazarse la posibilidad de que sus hijos e hijas puedan ser atendidos en los Centros más próximos.

Además, cabe destacar otra de las iniciativas en las que se prepara, a través de la formación, a numerosos trabajadores de diversas instituciones de la Región para que sepan reconocer, abordar y prevenir estos casos en el momento en el que puedan hallar algún atisbo de sospecha.

Entre otros contenidos, se tratarán pautas para detectar las necesidades de los menores una vez están siendo atendidos, así como el desarrollo de un protocolo que coordine a todas las instituciones necesarias -centros de salud con psicólogos-, para elaborar una serie de actuaciones entre los menores y sus madres.