López Miras apuesta por el medioambiente y la transparencia

El nuevo presidente de la Región dará un giro propio a las políticas desarrolladas hasta ahora para reforzar el éxito económico con una nueva mirada

Fernando López Miras recibió el aplauso de todo el Grupo Parlamentario Popular tras ser proclamado nuevo presidente de la Región
Fernando López Miras recibió el aplauso de todo el Grupo Parlamentario Popular tras ser proclamado nuevo presidente de la Región

El nuevo presidente de la Región dará un giro propio a las políticas desarrolladas hasta ahora para reforzar el éxito económico con una nueva mirada

Poco se sabe de los cambios que el nuevo presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, introducirá a partir del próximo miércoles tanto entre los miembros del actual Ejecutivo en funciones, nombrado por su antecesor, Pedro Antonio Sánchez, como en la reestructuración de los diferentes departamentos de las consejerías.

El único avance lo dio el propio Fer durante la primera sesión del Debate de Investidura. Cuando tome posesión creará dos nuevas direcciones generales. La primera se encargará de aglutinar todas las actuaciones, medidas, negociaciones y reivindicaciones relacionadas con el Mar Menor, la joya de la corona del turismo de sol y playa. Su regeneración se considera fundamental en la política del nuevo presidente, no solo por su interés económico, sino también por el medioambiental. La laguna tiene que recuperar su esplendor perdido. Aunque desde la Consejería que lidera Adela Martínez Cachá se ha avanzado en el camino de llegar al «vertido cero», el compromiso de López Miras va más allá. De ahí que haya considerado fundamental, según algunas fuentes, reforzar este área y darle un nombre propio.

Pero además, el nuevo presidente ha apostado por la transparencia y la participación en las gestiones ejecutivas. Aunque esta senda la inició su mentor, en la nueva etapa que ahora comienza, el líder del Consejo de Gobierno se ha marcado incidir en este ámbito y por ello creará una dirección general específica para estas cuestiones cuyo denominación será de Buen Gobierno. En ella se aglutinarán todos los departamentos ahora distribuidos por diferentes consejerías.

Tampoco han trascendido los nombres del nuevo Ejecutivo. El único cambio asegurado parece ser el de la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, que según comentan, quiere volver a su actividad investigadora. También se habla de Educación, donde podría caer Cultura en el caso de que Noelia Arroyo se dedique a reforzar la imagen del nuevo presidente que estará mimado por los pesos fuertes del PP. El presidente del partido, su portavoz y la propia Arroyo.