MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
04:25
Actualizado
  • 1

Los usuarios denuncian que los colegios impongan dónde adquirir los libros

El presidente de la organización anima a condenar las «irregularidades» y abusos de los centros

  • Los padres gastan una media de entre 350 y 400 euros en material escolar, libros y uniformes en la «vuelta al cole»
    Los padres gastan una media de entre 350 y 400 euros en material escolar, libros y uniformes en la «vuelta al cole»
Murcia.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de agosto de 2016. 19:42h

Comentada
Murcia. 18/8/2016

La conocida «vuelta al cole» de septiembre traerá consigo el desembolso de los padres en material escolar, libros y uniformes, y por ello, la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur) advirtió ayer a los centros educativos que no pueden imponer el establecimiento donde se han de adquirir dichos elementos. «Se trata de una irregularidad que debe ser denunciada por los consumidores que se encuentren ante esta situación».

Así lo defendió el presidente de Consumur, Roberto Barceló, quien aseguró que la principal recomendación de la organización a los padres de los niños murcianos es comparar precios en distintos comercios. «Nadie está obligado a adquirir material escolar o los uniformes en los locales que imponen los centros, sino que lo apropiado, para evitar los abusos de precios, es cotejarlos en distintos establecimientos».

No obstante, aseguró que no hay constancia de que los colegios abusen de estas medidas, pero aún así, «muchos padres vienen a pedirnos consejo y a buscar asesoramiento para asumir dicho gasto extra que llega con el mes de septiembre».

Asimismo, también incidió en que en muchas ocasiones, son las propias librerías quienes trasladan las quejas y denuncias a Consumur «por los intereses que tienen en juego». Y lo mismo ocurre con el material escolar, ya que «son los padres quienes tienen que decidir cuál es el más adecuado para sus hijos».

Barceló insistió en que no se dejen llevar por las marcas o la presencia de personajes famosos, porque «determinan más el precio que la propia calidad del producto, sin que necesariamente existan diferencias entre uno u otro».

Por otra parte, el presidente de la Federación del AMPA del municipio de Murcia, José Antonio Abellán, destacó que hasta el momento, «en los centros públicos, no hay registro de imposiciones en este aspecto», pero insistió en que los colegios, no obstante, «no deben exigir materiales concretos de una marca específica».

Abellán destacó que, en muchas ocasiones, en determinadas asignaturas se piden una serie de elementos de una marca concreta «cuando hay padres que tienen un material muy similar y de igual calidad sin necesidad de gastar entre 350 y 400 euros que son los que cada septiembre cuesta la ‘vuelta al cole’».

Asimismo, animó a los centros a intentar «guardar en buenas condiciones el material que sobra del año anterior, porque así se obtendrían mayores beneficios».

Últimas noticias