Medio Ambiente retira 142 toneladas de plásticos de los espacios naturales

Celdrán presenta un plan de concienciación junto a los residuos que causaron la muerte de un cachalote

La Razón. El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, muestra los desechos que causaron la muerte a un cachalote
La Razón. El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, muestra los desechos que causaron la muerte a un cachalote

Celdrán presenta un plan de concienciación junto a los residuos que causaron la muerte de un cachalote

La alerta por la imparable producción de plástico que ha puesto en el foco de atención medioambiental la salud pública, también tiene su efecto en la protección natural de la Región. Las brigadas de limpieza de espacios naturales y montes públicos de la Comunidad llevaron a cabo el pasado año 4.272 acciones en las que se retiraron 141,9 toneladas de plásticos de zonas como áreas recreativas, miradores, aparcamientos, senderos itinerarios o lugares de interés más visitados de estas zonas. De hecho, entre el 70 y el 95 por ciento de los residuos localizados y retirados de las playas durante las acciones de limpieza fueron de residuos plásticos.

Así, para evitar que quienes visitan este tipo de enclaves continúen depositando sus residuos plásticos y perjudicando a la biodiversidad, «con más trágicas consecuencias para los animales», el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, anunció ayer la puesta en marcha de la campaña medioambiental «Un mar sin nuestros plásticos».

En esta campaña se ha elaborado un vídeo, con difusión internacional traducida en varios idiomas, en el que se muestra a distintas personas comiendo plásticos como los que acaban abandonados en los espacios naturales o en el mar. «Mantenemos un firme compromiso con la defensa y la preservación del medio ambiente para generaciones futuras, y una de las claves es la concienciación y sensibilización de la población, sobre todo de los escolares».

La iniciativa fue presentada ayer por el consejero en una sala rodeado de unas «esculturas» realizadas al encapsular en metacrilato los 29 kilos de residuos ingeridos por un cachalote que se halló muerto en Cabo de Palos a finales del pasado mes de febrero por desnutrición.

No obstante, recordó que frente a quienes ensucian, el pasado año los ciudadanos murcianos reciclaron 15.593 toneladas de plásticos y envases ligeros, lo que supuso que se dejaran de emitir a la atmósfera 46.500 toneladas de CO2, «una cantidad equivalente a lo que absorberían 580.000 ejemplares de pino carrasco».

Causas de la muerte del cachalote

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valleque confirmó a principios de abril que la muerte del cachalote encontrado muerto cerca del faro de Cabo de Palos había sido por culpa de la ingesta de plásticos, que le causaron graves impactos en el aparato digestivo. Entre los restos que se hallaron en la necropsia había bolsas de basura, trozos de redes, cabos, otros restos de plástico y hasta un bidón. Esto se acumuló en su sistema digestivo creando una falsa sensación de saciedad que le provocó la muerte al no ingerir alimento.