Telefónica empieza a quitar las antenas del Castillo de San Julián en Cartagena

Cultura ya ha aprobado la memoria para su desmantelamiento y exige la retirada del resto

El castillo de San Julián, el último de estas características construido en Europa, permanece repleto de antenas que coronan la mayoría de sus cubiertas, a pesar de tener la categoría de Bien de Interés Cultural
El castillo de San Julián, el último de estas características construido en Europa, permanece repleto de antenas que coronan la mayoría de sus cubiertas, a pesar de tener la categoría de Bien de Interés Cultural

Cultura ya ha aprobado la memoria para su desmantelamiento y exige la retirada del resto

Es posible que en los próximos meses la visión actual del «skyline» del Castillo de San Julián en Cartagena cambie totalmente. La Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Bienes Culturales ha aprobado la memoria que Telefónica, empresa propietaria del edificio, ha presentado para quitar una de las numerosas antenas que coronan el Bien de Interés Cultural.

En un escrito dirigido a la asociación para la defensa del Patrimonio de la localidad, se afirma que la Administración le ha reiterado a la compañía su «obligación» de retirar el resto de instalaciones ajenas al edificio.

Es el primer paso para acabar con una práctica que comenzó en 1909, cuando se instaló la primera antena de telecomunicaciones con el objetivo de que se pudiera establecer contacto con Melilla durante la estancia del Rey en aquella ciudad.

Después llegaron otras, una de ellas fue para mejorar la señal de Radio Juventud de Cartagena. Los técnicos colocaron una antena provisional en 1970 que dio paso a la definitiva un año más tarde.

Los responsables de la Asociación que interpuso la denuncia contra las antenas en el Castillo de San Julián, aseguran que la retirada de la primera ha de servir como punto de partida para la limpieza de todos los elementos prohibidos por la Ley de Patrimonio Histórico aprobada en 1985 en la que se explícita que «está prohibida la instalación la colocación de publicidad comercial y de cualquier clase de cables, antenas y conducciones aparentes en los jardines históricos y en las fachadas y cubiertas de los monumentos declarados BIC.

Además de las antenas de Telefónica, se tiene constancia de otras en el adarve del castillo que pertenecen a otros propietarios.

Entre los números acontecimientos históricos que sucedieron en San Julián, hay que recordar que allí estuvo preso el jefe de los Mossos de Cataluña cuando fue detenido en 1934 el Gobierno de la Generalitat.