Un Vía Crucis seguidopor 200.000 personas

Se colocarán tres grandes pantallas para que el público pueda ver el rezo

«En Sevilla se llega acuestionar hasta al Papa»
«En Sevilla se llega acuestionar hasta al Papa»

Catorce pasos de Semana Santa en la calle en pleno mes de febrero es un acto lo suficientemente extraordinario como para concitar la presencia de miles de personas. Tanto que, según baraja la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, alrededor de 200.000 personas acudirán al Vía Crucis de la Fe que tendrá lugar el próximo 17 de febrero en la avenida de la Constitución.

Durante la presentación ayer del cartel anunciador del acto, el presidente del Consejo, Carlos Bourrelier, dio a conocer varios aspectos organizativos de un evento sin precedentes en la ciudad. «Los deberes están prácticamente hechos», dijo Bourrelier, quien desveló que hoy se celebrará la última reunión con los hermanos mayores de las cofradías participantes para perfilar los recorridos definitivos. La Subdelegación del Gobierno instó el pasado viernes a modificar los itinerarios para que se fijara un único punto de acceso a la avenida de la Constitución, la zona del Banco de España, descartándose así las calles Alemanes y García de Vinuesa. Por seguridad, los cortejos accederán por una única zona y la Policía será la encargada de aforar el espacio, que estará completamente vallado. «Si se abre a las 10:00 puede que a las 13:00 ya esté lleno y se cierre», dijo.

Las hermandades de Triana serán las más afectadas, ya que tenían previsto acceder por García de Vinuesa. El Consejo les planteará llegar por la calle Rioja, aunque también está la opción de Zaragoza.

La cadena María Visión será la encargada de producir y transmitir la señal de televisión, dada la expectación que está generando el acto fuera de Sevilla y Andalucía. A buen seguro que la Avenida estará a rebosar, por lo que el público se dispersará por otras zonas. Es por ello que se colocarán tres grandes pantallas en la Puerta de Jerez, la Encarnación y la Plaza Nueva para que el público pueda seguir el rezo. Igualmente, se colocarán otras más pequeñas a lo largo del recorrido.

Delante de cada paso se situarán unos monolitos en los que se explicará el pasaje que se representa. Para dar más realce al acto se celebrarán dos conciertos a cargo de la Banda Sinfónica Municipal y se editará un libro.