La Comunidad insiste en que el Gobierno debe coordinar y “no puede imponer”

El consejero Enrique López llama a la reunión del Consejo Interterritorial de Salud y a discutir las medidas con técnicos y no en los medios de comunicación

Diálogo y unidad frente al Covid-19. La Comunidad de Madrid, por boca del consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha insistido en que el Gobierno central debe coordinar las medidas para combatir la pandemia del Covid-19 entre las Comunidades Autónomas y “no puede imponer”, instando a que se convoque el Consejo Interterritorial de Salud para discutir los criterios técnicos para determinar las restricciones en las CCAA. “Yo soy jurista, el ministro es filósofo. Discutamos donde hay que discutir, con técnicos, y no en los medios de comunicación”, ha repetido.

Enrique López, se ha pronunciado sobre la polémica entre el Gobierno regional y el central por la gestión de la crisis sanitaria, y a preguntas sobre si se han retomado las reuniones con el Ejecutivo, López ha querido en primer lugar aclarar que no se está ante “un conflicto político ni buscando una solución a un acuerdo político, sino que hay que tomar medidas para proteger la salud y salvar vidas”. “Y en eso estamos”, ha dicho.

“Donde hay que discutir es en el ámbito técnico. Hay que reunir el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud donde los consejeros hablen con los técnicos. Utilizar los medios de comunicación para proponer medidas entre la opinión pública es lo más desleal porque generamos terror, desconfianza y eso no conduce a absolutamente a nada”, ha aseverado, por lo que ha llamado al Ministerio a la lealtad y a convocar el Consejo Interterritorial de Salud, que está previsto para el próximo miércoles. “Hay que sacar criterios técnicos y no hacer lucha política”, ha indicado.

López cree que “se ha perdido el tiempo este fin de semana discutiendo con los medios de comunicación”, criticando que el pasado jueves se alcanzaron unos acuerdos y “de repente” el ministro de Sanidad, Salvador Illa, “comenzó a advertir en los medios de que no estábamos haciendo bien las cosas y estableció un criterio nuevo que no se había discutido en ningún órgano técnico” en referencia al ratio de 500 contagios por cada mil habitantes.

“Puede ser admisible o no. Qué significa cerrar Madrid, que alguien me lo explique. La Ley permite restringir la movilidad, limitar la actividad económica. Pero en el comunicado remitido nos dice que la atención primaria madrileña está soportando una presión asistencial y la hospitalaria. Por eso hay que trabajar para que no se estrese y en eso estamos todos, y especialmente la Comunidad de Madrid”, ha indicado.