Los empresarios de Madrid vaticinan que perderán 600 millones semanales por las nuevas restricciones

Los hosteleros de la región cifran en 1.131 millones el lucro cesante previsto para el último trimestre

La Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) estima que las nuevas restricciones frente a la pandemia aprobadas por el Consejo Interterritorial de Salud supondrán en la región un coste de 600 millones de euros semanales y una caída del Producto Interior Bruto (PIB) de un 15 por ciento, según han explicado a Europa Press fuentes de la patronal.

La organización ya advirtió de que se “dinamitarán miles de empleos” con la aplicación de esta batería de restricciones que afectan a municipios de más de 100.000 habitantes con una incidencia mayor a 500 casos -situación que sobrepasan diez municipios de la región, incluida la capital-. En esta línea, el presidente de CEIM, Miguel Garrido, pidió que se aplicasen “medidas distintas” para obtener “resultados distintos”; ya que tras aplicar iniciativas similares en marzo se ha obtenido como resultado “rebrotes, ruina económica y empobrecimiento social”.

A ello se suma que la asociación Hostelería Madrid estima que las medidas anunciadas por el Ministerio de Sanidad para diez municipios madrileños “impactarán de forma drástica” en la actividad de 23.014 locales de hostelería de las localidades afectadas, un 75 por ciento, ha informado el colectivo en un comunicado.

Con las limitaciones de horario previstas y la reducción de los aforos el sector perderá, en el último trimestre del año, una facturación de 1.131 millones de euros, que supone el 7 por ciento de la facturación anual del sector, y que se suma al 50 por ciento de descenso de facturación acumulado en lo que va de año. Las medidas afectarán a la movilidad de un total de 4.786.948 habitantes de los diez municipios afectados en nuestra región: ciudad de Madrid, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Según datos de Fedishoreca, la agrupación que representa al sector de la distribución al sector hostelero a nivel nacional, han abierto hasta la fecha un 73 por ciento de los locales de hostelería en la región, según el último informe relativo a la semana del 23 al 27 de septiembre, y registra un descenso de 5 puntos porcentuales respecto a las aperturas anunciadas la semana anterior. Esto indica que, lejos de recuperar su actividad, el sector de la hostelería sigue sufriendo una profunda recesión en el consumo.

En términos de empleo, el sector tiene en juego 15.841 empleos que se perderán en el último trimestre del año con la imposición de estas medidas de reducción de aforo y horarios, que se suman a los 40.042 empleos que ya se han perdido en lo que va de año, de enero a agosto de 2020, en el sector de la hostelería de la Comunidad de Madrid.

Según Juan José Blardony, director de Hostelería Madrid, “la situación es insostenible para más de 23.000 empresas que ven perdidos los turnos de cenas con los cierres a las 23 horas”. “Si las medidas persisten, ponemos en juego la campaña de navidad de miles de restaurantes que facturan en estas fechas el 20 por ciento de su facturación anual”, ha señalado. “Estas medidas impactan en un sector que ya viene muy dañado de toda la recesión del consumo que llevamos sufriendo desde marzo, y la situación se hace ya insostenible para muchos”, ha dicho.